trabajar

Vuelta al trabajo; ¿estamos preparados?

Volver al trabajo después de unas merecidas vacaciones, o después de un largo periodo de paro, puede resultar agobiante si no te preparas física y psicológicamente para enfrentar esos primeros días.

trabajar

La clave para superar esos primeros días de rutina laboral, que son los más difíciles de la vuelta al trabajo, es planificarte bien. Aquí os daremos algunos consejos para que te puedas organizar mejor y el regreso al trabajo sea más llevadero.

Organizándote para volver al trabajo

Establece prioridades: Más o menos sabes cuanto tiempo te toma cada tarea en tu trabajo así que establece prioridades. Tu mejor que nadie manejas tus tiempos, así que anota los asuntos más relevantes, y termínalos antes de tomar nuevas tareas y funciones.

Inicio gradual: Esto de volver al trabajo es igual que cuando regresas a entrenarte al gimnasio. Todo debe ser de modo gradual, para que te vayas templando, y no te causes lesiones. Pretender hacer todo al primer día es un gran error, que puede costarte una enfermedad.

Decide que tareas no son imprescindibles y déjalas a un lado hasta que termines las que realmente son urgentes de realizar. Establecer tiempos y prioridades es esencial en tus primeros días.

Delega: Cargarte con todo no es la clave para hacer mejor tu trabajo. Lo que mejor puedes hacer es delegar y supervisar el cumplimiento de las tareas de modo frecuente. Si tienes la posibilidad de hacerlo, hazlo o comparte responsabilidades con tus colegas, pero nunca te sobrecargues, porque sino, te estresaras y seguramente lo pasarás muy mal.

Aliméntate bien: Durante los períodos de paro o durante las vacaciones, nos alimentamos mejor que nunca, ya que nos podemos cocinar y elegir cada cosa, así que volver al trabajo también implica comer de un modo más desordenado y fuera de horario. Trata de organizar tus comidas y de elegir las mejores para tu nutrir tu cuerpo, eligiendo los alimentos balanceados, bajos en grasas y calorías.

Actitud: Una actitud positiva y entusiasta, será de gran ayuda para que tu regreso al trabajo sea fenomenal. Las emociones se transmiten y potencian cuando las compartes con otros, así que no se te ocurra estar negativo, sino todo se hará más pesado y el panorama así no mejora.

Reorganiza tareas: Cambiar ciertas rutinas como la hora de ir al café, las personas con las que vas y dejar para la tarde las cosas más livianas, dejando para las primeras horas del día las más pesadas, será una manera de reorganizar tus tareas y no estresarte en tus primeros días.

No llevar tareas a casa: Nunca se te ocurra irte con más trabajo a casa. Aparte de no darte un respiro, no podrás reponerte de toda la jornada que has cumplido en el día, y eso será pésimo para tu salud.

vuelta-trabajo

No dejar asuntos pendientes: Cuando salgas de vacaciones, intenta no dejar nada de asuntos pendientes que debas ver con urgencia a tu regreso. Si es inevitable dejar asuntos abiertos, intenta que sean los menos posibles.

Duerme lo suficiente: Debes reponerte bien en tus primeros días de vuelta al trabajo sobre todo, no dejarte estar ni quedarte leyendo hasta la madrugada. hay que darse espacio para todo y en especial para el merecido descanso, que no somos máquinas.

Ejercicios de relajación: Mientras estés en la oficina, practica ejercicios de estiramiento que sean posibles de realizar en tu misma silla. Párate y da una vuelta. Todos los terapeutas ocupacionales dicen que tienes que moverte cada 20 minutos al menos un poco para mantenerte activo y no provocar atrofias en tu cuerpo.

Deja un comentario