madre

Tres razones para contratar a una mamá

A pesar de todos los avances que se han producido en el mundo del trabajo, todavía queda mucho por hacer para que la cultura cambie la mentalidad de las empresas en ciertos aspectos, como el miedo a contratar mujeres porque piensan que en cualquier momento quedan embarazadas y dejan el trabajo de lado, a pesar que reconocen en las mujeres características únicas y deseables, como hacer varias tareas a la vez, su liderazgo y capacidad de motivar a otros.

madres

Por qué contratar una mamá:

1.Liderazgo y trabajo en equipo: Por las obligaciones propias que le toca cumplir a diario en casa, una madre desarrolla el sentido de liderazgo y de trabajo en equipo. Una mamá sabe ordenar, pedir, exigir y resolver temas manteniendo la armonía en el trabajo, al igual que en el hogar.

Una mamá sabe también cómo alentar a otros cuando están decaídos, y convencerlos de luchar por sus metas, porque ellas jamás se dan por vencidas, y trabajan incansablemente por su bienestar y el de sus hijos.

2.Eficiencia: Salvo casos muy excepcionales, en general las madres son muy organizadas y eficientes en su día a día. hacen muchas tareas en poco tiempo, y de la forma correcta. Las mamás son perseverantes en su esfuerzo y tienen una energía inagotable.

Las mamás tienen esa capacidad de hacer multi tareas sin descuidar ninguna a la vez, lo que demuestra que están más orientadas al cumplimiento de objetivos. Los puestos de trabajo orientados al cumplimiento de objetivos son ideales para las mamás. Ellas se comprometerán y fidelizarán más con la empresa si pueden contar con apoyo para equilibrar su trabajo con sus responsabilidades familiares.

3.Determinación: Cuando a una mamá se le pone un desafío por delante, hace todo lo posible por salir adelante. Las madres luchan y se esfuerzan mucho más en tratar de compatibilizar trabajo y familia, tienen más iniciativa y determinación. Hay empresas que prefieren a las madres por estas características mencionadas, y es más, en algunas las favoritas son las divorciadas, porque saben que se esforzarán más por hacer un buen trabajo para asegurarse el sustento.

madre-trabaja-nino-juega-p

Los prejuicios en las empresas a veces hacen perder de vista todas las ventajas que les podría significar contratar a una mamá. Aunque hay casos de padres solteros que también son dignos de estudio, y se podría decir que en esos casos, esos hombres desarrollan todas las habilidades de una mamá, convirtiéndose en un recurso valioso para cualquier empresa que necesite de alguien dedicado, esforzado y eficiente.

Las empresas debieran considerar que una mamá busca estabilidad en un empleo, por lo que son personas que además de trabajar bien, y cumplir los aspectos formales de un empleo, quieren proyectarse en él y conservarlo por largo tiempo. Para ellas un empleo es sinónimo de seguridad y ellas siempre privilegiarán el buen trato, la conciliación de su vida familiar antes que un salario más alto. Si se les puede otorgar algunos beneficios no monetarios, las empresas retendrán a una trabajadora por más tiempo.

Deja un comentario