Trabajo a tiempo parcial

El trabajo a tiempo parcial todavía no está bien valorado en España, a diferencia de otros países que son un ejemplo a seguir como Holanda, Dinamarca o Austria, donde casi el 49% de los contratos de trabajo, son a tiempo parcial, pero son contratos de buena calidad, con beneficios equiparables a los contratos de jornada completa, no como en España, donde los contratos de tiempo parcial significan perder una serie de beneficios, comenzando por un buen salario.

trabajo

La situación de España

En España, el trabajo a tiempo parcial representa sólo un 14.7% de la tasa de contratados, y en general, este tipo de trabajo no es bien valorado por los españoles, porque se asocia a empleos de baja cualificación y muy pocas posibilidades de crecimiento y promoción profesional. Los que más se oponen a este tipo de trabajo son los sindicatos, y en parte tienen razones bien argumentadas, sustentadas en un sistema que no está privilegiando la productividad y el logro de metas, y privilegia la compra del tiempo del empleado.

Por otra parte, vemos el caso opuesto en países como Holanda, que ha tenido éxito y aceptación en la implantación de los trabajos y contrataciones a tiempo parcial, porque el foco de las empresas está en la productividad, conciliando la vida laboral con la personal en un equilibrio perfecto, donde no se le quita a los empleados la posibilidad de tener un salario digno, beneficios equiparables a los que tendría con un empleo a tiempo completo.

Holanda implantó un 1996 un “Principio de igualdad de trato”, donde el trabajador a tiempo parcial tiene el mismo salario, subsidio de paro, pensión y otros beneficios sociales que tiene un empleado a tiempo completo.

El origen del trabajo a tiempo parcial:

Si la prueba empírica ha demostrado que en otros países de Europa el trabajo a tiempo parcial ha funcionado, en España no debería ser muy distinto el resultado de instaurar un sistema de contrataciones a tiempo parcial, con empleos que cuenten con iguales beneficios que uno de tiempo completo, si las empresas logran poner foco en el logro de metas y resultados. Además, en esto cumplen un rol muy importante las nuevas tecnologías, ya no es necesario tener presentes por tantas horas en la oficina a los empleados, si desde casa pueden contestar emails y llamados  contando con una conexión a internet y un móvil.

No olvidemos que el trabajo a tiempo parcial en Holanda, se impulsó en la década de los 70, cuando existía la necesidad de incrementar la participación de la mujer en el mundo del trabajo, aliviándose así miles de sutiles líneas discriminadoras que dejaban fuera del mercado laboral a las mujeres en principio.

Hoy las necesidades de la mayoría de las empresas, van por incrementar la productividad y eficiencia, lo cual no se logra con mayor cantidad de horas de trabajo, sino con mayor eficiencia en menos horas de trabajo. Tal vez ese empleado ya no esté disponible todo el día para atender llamados en la oficina, pero existen alternativas móviles para que continúe estando disponible si se le necesita fuera de su horario de trabajo.

tiempodetrabajo

Los beneficios del trabajo a tiempo parcial:

  • Da más flexibilidad a la empresa y los empleados.
  • Incrementa la motivación de los empleados.
  • Disminuye las licencias por problemas familiares.

Si bien hay que trabajar fuertemente en el mejoramiento de los contratos a tiempo parcial, lo cierto es que una vez que se consiga emparejar las condiciones que tienen los contratos a tiempo parcial con los de tiempo completo, se podrá comenzar a disfrutar de los mismos beneficios que hoy disfrutan otros países, mejorando no sólo la productividad de las empresas, sino también la calidad de vida de los empleados.

Deja un comentario