equipo

Trabajo en equipo: más productividad y menos estrés

El trabajo en equipo tiene beneficios que ninguna empresa puede cuestionar a la hora de planificar sus equipos de trabajo, porque se ha demostrado que el trabajo en equipo genera una sinergía que permite incrementar los rendimiendos individuales de cada empleado, generando resultados más exitosos que si el trabajo se hicieran por separado.

Los beneficios de trabajar en equipo no solo se pueden ver en los resultados del trabajo en sí, sino también en las personas que están involucradas y la empresa.

equipo

¿En qué aspectos se ven los beneficios de trabajar en equipo?

Lograr formar un equipo de trabajo que se sienta bien trabajando por los mismos objetivos, es algo difícil de lograr sin un liderazgo potente, y una vez que se logra, podemos ir viendo objetivamente que se producen los siguientes beneficios.

Aumenta la creatividad: trabajar en equipo permite sacar muchas ideas y sacar también lo mejor de cada empleado, ya que el compartir permite discutir diferentes puntos de vista y aunar una visión común cuando es necesario y todos se enriquecen de la experiencia de los otros.

Aumenta el talento: cuando se trabaja en equipo, todos los empleados pueden aprender de los otros compañeros, habilidades que no se tienen y hasta perspectivas de pensamiento y modos de razonar distintos, todo esto permite potenciar al equipo completo y enriquecerlo con mayor inteligencia.

Mejores decisiones: cuando todos los empleados trabajan para un objetivo común, en más de alguna ocasión se verán enfrentados a tener que tomar una decisión, y si todos dan su opinión al respecto, pueden sentirse parte de la decisión final que se tome, incrementando la sensación de pertenencia a la empresa. El sentido de pertenencia permite incrementar el nivel de compromiso de los empleados, ayudándolos a ir más motivados hacia el logro de los objetivos, y no sólo eso, seguramente se esforzarán más para conseguirlo.

Menos estrés: con el trabajo en equipo la carga laboral de cada empleado disminuye considerablemente, es más fácil que se olviden los fracasos y problemas,  y es más fácil que se potencien las buenas emociones para ir confiados al éxito. Formar una red de apoyo con los compañeros, permite trabajar sin sobrecargarse, pedir ayuda cuando sea necesario y todo eso permite estresarse menos.

Se complementan los roles: el trabajo en equipo, como decíamos antes, permite complementar los conocimientos y habilidades, pero eso no significa que no se trabaje de modo individual también. Cada empleado tiene habilidades y talentos únicos que debe utilizar en soledad y tiene que poder compartir en su momento.

Para lograr el trabajo en equipo, y aunar una visión común, se debe contar con un liderazgo capaz de ir forjando los lazos que permitan unir a los empleados, no sólo como profesionales, sino como personas. Cuando un jefe que cumple el rol de líder es quien margina a alguien de su equipo de trabajo, está condenando a ese empleado al fracaso. Muchos jefes lo saben y incluso utilizan esas malas prácticas para despedir a las personas que no toleran. Ser jefe requiere ser capaz de tolerar las diferencias, pero eso ya es tema para otro artículo.

 

Deja un comentario