tir

TIR; cálculo y significado

La TIR o Tasa Interna de Retorno o Rentabilidad, es el tipo de interés con el cual el Valor Actual Neto de tu inversión se hace igual a cero. Todos los proyectos tienen un % de TIR aceptable como mínimo, y si la TIR lo supera, se acepta el proyecto, caso contrario, se rechaza, ya que se a preferencia a aquellos proyectos donde la TIR sea más elevada.

Con la TIR puedes saber la rentabilidad efectiva anual de una inversión, y para calcularla, tenemos que saber la duración del proyecto, la inversión inicial, los cobros y pagos de la operación.

tir.jpg

Cálculo de la TIR:

Para poner un ejemplo práctico, supongamos que se invertirá 8.000 Euros para abrir una tienda de ropa. Se calcula que se deberá hacer cobros anuales por 4.000 y pagos por 2.000, durante un período de 5 años. Calculando la TIR, tenemos un 7,93%. Si la rentabilidad mínima requerida para este proyecto es menos a 7,93% el proyecto se hace aceptable.

tir

Herramientas para el cálculo de la TIR:

Para calcular la TIR ya no tenemos que hacer tantos esfuerzos mentales, porque tenemos las planillas Excel, las calculadoras financieras y el computador. Lo que verdaderamente importa por estos tiempos, más que saber cómo calcularla, es saber interpretarla y saber para qué sirve.

Supongamos que la TIR de tu proyecto es de un 20% y que el riesgo de tu inversión es similar al riesgo de un depósito a plazo en un banco y que la tasa de interés que ofrece el banco llega al 10%. Obviamente nos preguntaremos, si hacer un depósito o invertir en el proyecto de inversión. Aquí podemos inclinarlos por el proyecto apoyándonos en la TIR como criterio de decisión, ya que es mayor a la tasa bancaria. Si por alguna razón el banco ofrece subir la tasa de interés a un 15% por ejemplo, todavía podemos inclinarnos por el proyecto, ya que TIR continúa siendo mayor.

calculos

Limitaciones de la TIR:

Ahora que ya sabemos cómo se calcula la TIR y para qué sirve, tenemos que saber cuáles son sus limitaciones, ya que al ser un método tan simple y sencillo para evaluar un proyecto, nos debe despertar dudas y es legítimo ya que ignora muchas variables y por ese motivo, todo emprendedor debe saber que este no debe ser el único criterio para evaluar su proyecto de negocio.

No toma en cuenta el tamaño del proyecto: La TIR no toma en cuenta el tamaño del proyecto al momento de comparar uno con otro. Esto puede ser confuso cuando dos proyectos requieren una inversión inicial diferente, y el proyecto más pequeño da una TIR superior. Si sólo se considera la TIR, se estaría ignorando que un proyecto con una inversión inicial más grande puede generar flujos de efectivo más altos que uno con una inversión menor. Por ejemplo, si tenemos un proyecto con una inversión inicial de 100.000 Euros y flujos de efectivo estimados en 25.000 en los próximos 5 años, tendrá una TIR de 7,94%, mientras que un proyecto con una inversión inicial de 10.000 Euros y flujos de efectivo proyectados de 3.000 Euros en los próximos 5 años, puede tener una TIR de un 15,2%. No hay que cerrarse a efectuar un análisis que vaya más allá de lo que entrega la TIR.

No toma en cuenta los costos a futuro: Nadie puede predecir el futuro, pero si tu proyecto se ve afectado a futuro por costos que no pudiste estimar por anticipado, y por otro lado vemos que la TIR no los toma en cuenta tampoco para calcular la rentabilidad del proyecto porque sólo considera los flujos de efectivo estimados, ya tenemos una gran limitante para elaborar una proyección real.

Deja un comentario