empresario

Aprende a ser tu propio jefe

Si deseas iniciar un negocio y no sabes por dónde empezar, no tienes de qué preocuparte: no eres el único. Es un hecho que con la nueva realidad económica, muchas más personas se han encontrado el trabajo ideal, mientras otros llegan a la conclusión que es mejor crear un trabajo que guste y encaje con los propios objetivos de vida. Sin importar la motivación que tengas para ser tu propio jefe, ese proyecto puede comenzar hoy y aquí te daremos algunos consejos para ayudarte a empezar.

empresario

Ser tu propio jefe requiere:

Determinar tus objetivos de vida

Si no estás satisfecho con tu situación actual, debes reconocer que nadie puede fijarlos excepto tú. No hace nada bien culpar a la economía, a tu jefe tu cónyugue o familia. El cambio sólo puede ocurrir cuando tomas una decisión consciente de hacer que suceda.

Identifica el negocio adecuado para tí

Date permiso para explorar, mira diferentes facetas de ti mismo, incluyendo tu personalidad, estilo social, edad, y escucha tu intuición. Tenemos la tendencia a ignorar la intuición aunque en el fondo,  menudo sabemos la verdad. Pregúntate qué es eso que te da energía, incluso cuando estás cansado.

¿Cómo sabes cuál es el negocio correcto para tí?

Hay tres formas de evaluar si el negocio que piensas, es para ti:

1.Haz lo que sabes: ¿Te han despedido o quieres un cambio?. Busca el trabajo que has hecho para otros en el pasado y piensa cómo se puede empaquetar esas habilidades y ofrecerlas como servicios o productos propios.

2.Haz lo que hacen otros: Aprende sobre las empresas que te interesan, y una vez que hayas identificado un negocio que te guste, emúlalo.

3.Resuelve un problema común: ¿Hay espacio en el mercado?, ¿hay un servicio o producto que quieres introducir en el mercado?. Si decides hacerlo, asegúrate que eres el que más sabe para resolver ese problema antes de comenzar a gastar dinero. Esta es la vía más riesgosa de todas para decidir.

Planificar los negocios mejora las posibilidades de éxito, y la mayoría de las personas no planean. Un plan de negocio te ayudará a ganar claridad, enfoque y confianza, y no es necesario que se extienda por más de una página. A medida que escriban sus metas, estrategias y pasos de acción, su negocio se irá convirtiendo en una realidad.

Hay algunas preguntas clave que tienes que hacerte:

1.¿Qué estoy construyendo?

2.¿A quién voy a servir?

3.¿Qué prometo a mis clientes y a mí mismo?

4.¿Cuáles son mis objetivos, estrategias y planes de acción para alcanzar mis metas?

Validar el mercado

Antes de comenzar a invertir, tienes que hacer pruebas de mercado, saber a quién le vas a vender, quienes serán tus clientes y tienes que medir el tamaño de tu mercado, además de evaluar si tu producto o servicio es relevante para tus clientes y averiguar por qué lo necesitan.

Construir una red de apoyo

Cuando te has decidido por hacer un negocio, tienes que pasar al siguiente paso, que es construir tu red de apoyo, con asesores, socios, aliados y proveedores. Si tú crees en tu negocio, los demás también lo harán.

Inscríbete en organismos comerciales, asiste a eventos de networking, sé generoso y ayuda a otros.

Crea valor

Tu foco no tiene que ser vender, sino servir a los demás. Mientras a más gente sirvas, más dinero harás.

ser-jefe

Piensa lo siguiente de tus clientes:

1. ¿Qué puedes darles?
2. ¿Cómo puedes hacer que el éxito toque sus propias actividades?

Este enfoque puede ayudarte  a perfeccionar tu producto o servicio y ofrecer más valor a tus clientes.

Promociónate

Tienes que estar dispuesto a decir lo que haces con convicción y utilizar las herramientas en línea que sean mas eficaces. Usa las redes sociales para apuntar a cualquier cosa que creas, puede ser de interés para tus fans y seguidores.

Si sigues estos pasos, vas bien encaminado para ser tu propio jefe. Y si todavía te sientes atrapado, conecta con otros empresarios y intenta conocerles para aprender de ellos.