riesgo1

¿Cuáles son los riesgos empresariales?

Las empresas se enfrentan a una gran variedad de riesgos, algunos de los cuales pueden llevarlas incluso, a la quiebra. Por este motivo las grandes empresas tienen un área dedicada exclusivamente a lo que es la gestión de riesgos, mientras las más pequeñas se van quedando atrás en este asunto, ya que no tienden a mirarlo de una forma sistémica.

riesgo1

En este post, hablaremos de los principales riesgos a los que se ven enfrentados las empresas, y describiremos algunos conceptos básicos de la gestión de riesgos, así como el modo de aplicarlos a tu negocio.

Los principales riesgos de la empresa

En este post, hablaremos de un modo muy resumido, de los riesgos estratégicos, riesgo de cumplimiento, riesgo operacional, riesgo financiero y riesgo de reputación,con algunos ejemplos a fin que puedan visualizar de qué modo afectan a las empresas.

1. El Riesgo Estratégico:

Todos sabemos que un negocio exitoso necesita de un plan de negocios completo y bien pensado, pero también es cierto que todo en la vida cambia, y hasta los planes mejor trazados pueden llegar a verse obsoletos, y muy rápidamente.

Este es el riesgo estratégico, el riesgo de que la estrategia de tu empresa sea ineficaz, aún cuando tu empresa se esfuerce por alcanzar los objetivos trazados. El fracaso puede venir de los cambios tecnológicos, del ingreso de un nuevo y poderoso competidor en el mercado, de los cambios de demanda del cliente, del aumento de coste de las materias primas o de cualquier otro cambio que modifique tus números a gran escala.

Hay una serie de empresas que se enfrentan a diario con el riesgo tecnológico, y vemos como algunas logran superarlo, y otras no. Un ejemplo clásico es el de Kodak, que tenía una posición dominante en el mercado de películas, hasta que uno de sus propios ingenieros inventó la cámara digital en 1975. Kodak, en vez de enfrentar la cámara digital como una amenaza, debió haber canibalizado su propio negocio por otra empresa de cámaras digitales. La falta de adaptación al riesgo estratégico llevo a Kodak a la quiebra.

2. El Riesgo de Cumplimiento:

En todo tipo de negocio hay normas y leyes que cumplir. Las leyes cambian todo el tiempo, así que hay que estar preparados para enfrentar las regulaciones adicionales del futuro.

Cuando te dedicas a negocios de exportación es más fácil darse cuenta que hay que cumplir una serie de normas en el país de origen, incrementando los costos de tus productos de modo significativo.

Incluso una simple expansión en la línea de productos puede ponerte en riesgo de no estar cumpliendo con alguna normativa legal, donde a veces te puedes encontrar con que tienes que invertir en nuevas máquinas para tu negocio, o pagar multas inesperadas.

En casos extremos, un riesgo de cumplimiento puede afectar el futuro de tu negocio, convirtiéndose en un riesgo estratégico también.

3. El Riesgo Operacional:

Los riesgos, no sólo provienen de fuentes externas, también pueden provenir del mismo negocio.

El riesgo operacional se refiere al fallo inesperado de las operaciones del día a día en la empresa. Podría ser un fallo técnico, o un fallo causado por la gente o los procesos.

En algunos casos, el riesgo operacional tiene más de una causa. Por decir un ejemplo, consideren que un empleado escriba mal un cheque, y añada un cero extra a la suma que realmente debe pagarse. Esto es un fracaso de la gente y del proceso, ya que este tipo de error se evita cuando se implementa un tipo de pago más seguro, incorporando al proceso un revisor que autorice los pagos más importantes, o incorporando un sistema electrónico que revise automáticamente todo.

A veces los riesgos operativos tienen fuentes que escapan de todo control, como por ejemplo un desastre natural, un corte de energía, o cualquier cosa que interrumpa las operaciones básicas de la empresa.

Los riesgos operativos pueden causar grandes pérdidas, al no poder atenderse a los clientes oportunamente y dañando a la vez, la reputación de la empresa.

4. El Riesgo Financiero:

Es el riesgo referido a una pérdida financiera repentina. Por ejemplo, si una gran parte de los ingresos proviene de un solo cliente, si ese cliente no cumple con el plazo de pago, tu negocio queda en graves problemas.

Tener una gran cantidad de deuda también aumenta el riesgo financiero, sobre todo si es deuda a corto plazo. Peor es si las tasas de interés suben repentinamente.

El riesgo financiero aumenta cuando se hace negocios internacionales, ya que entran a jugar variables como el tipo de cambio.

riesgos-empresariales

5. El Riesgo de Reputación:

Sea cual sea el negocio, todos tienen algo en común, y esto es su reputación. Cuando la reputación se ve dañada, se ve una pérdida inmediata de los ingresos, ya que los clientes se vuelven cautelosos al hacer negocios con tu empresa.

Otros factor es que los empleados se desmoralicen e incluso renuncien al empleo, haciéndose difícil reemplazarlos, ya que otros han oído de la mala reputación de la empresa y no quieren unirse a ella.

Adicionalmente, los proveedores ofrecerán condiciones menos favorables, y los patrocinadores o otros socios, ya no querrán hacer negocios con la empresa.

En base a estos riesgos empresariales, deben tomarse recaudos para evitarlos, y minimizarlos si es que ya comenzaron a experimentar sus efectos negativos. Tener conocimiento de estos riesgos, es la base de una estrategia de gestión de riesgos para tu negocio. Siempre hay que pensar que son muchas cosas las que podrían salir mal y hay que estar preparados para hacer frente a esos riesgos.