negocios

Algunos consejos básicos para visitas comerciales

En materia de negocios, hay que tomar en consideración algunas normas no escritas de etiqueta, básicas para relacionarte de buena forma en las visitas comerciales, con tus clientes, proveedores o socios. Cuidar las relaciones con aquellos que contribuyen en tu negocio es algo esencial y necesario, ya que puede marcar la diferencia más tarde en el ciclo de ventas.

negocios

Nada de lo que diremos, es ciencia de cohetes ni secretos de magia, sino simplemente cortesía y gestos de sentido común que te harán sentido, y es necesario tener en cuenta con cada una de tus visitas comerciales.

La etiqueta sugerida en los negocios

Presentarte:

El sentido común te dice que debes presentarte con la recepcionista o con cualquier persona que se atraviese en tu camino, pero no siempre es así. Muchos piden ver a la persona con la cual tienen una cita, sin saludar siquiera ni dar la hora a aquella persona que le maneja la agenda a la otra parte.

Los recepcionistas, por ejemplo, tienen valiosa información de la empresa y las personas que trabajan allí, así que recuerda siempre agradecer a quien te facilita las gestiones, y ten en cuenta que nunca se sabe cuando ni quién va a ser promovido y te pueda ayudar en el futuro.

Romper el hielo:

Identifica aquellas cosas que apasionan a tus clientes. Fotos, recuerdos y placas que estén sobre su escritorio te dan suficiente información para comenzar una conversación con ellos. Intentar descubrir las historias que esconden las fotografías que rodean la oficina de tus clientes te ayudará a generar un contexto de confianza, además de averiguar qué cosas considera tan importantes en su vida, como para que las mantenga cerca suyo todo el día.

negocios

Reconfirmar el horario:

Aunque hayas confirmado la duración de la reunión comercial antes de ir, siempre es necesario llamar y reconfirmar la reunión. Puede que no estés conciente que la agenda haya cambiado para tu cliente, y así te cercioras que te atenderán bien sin incomodar.

Cuando se valora el tiempo del cliente, se demuestra valoración por el tiempo propio. Antes de entrar a la reunión, aprovecha para tomar notas de las cosas más importantes y en base a ellas hazle un seguimiento posterior a tu reunión, comenzando por agradecer la visita apenas haya terminado o por email.

La cortesía es el pasaporte de entrada en todos los países del mundo. Algo que tiene que cultivar un buen profesional del área de los negocios, es la bondad, la amabilidad y la cortesía en su trato con los demás. Suena obvio, pero en la práctica, muchos tienen que apuntarse a costosos cursos para aprender algo quea casi todos nos parece tan evidente.

lider-jefe

Consejos para ser un buen líder

Ser un buen líder no es tarea fácil, sin embargo, hay una serie de acciones concretas que pueden ayudarte a ser un buen líder, y de ellas hablaremos aquí.

lider-jefe

Puede que algunas de las cosas que mencionemos ya las hayas leído o escuchado antes, o hasta te parezcan cosas de sentido común, y que no está demás recordarlas, como puede que aparezcan cosas que nunca hayas visto antes.

Consejos para asumir un buen liderazgo

1. Predicar con el ejemplo

Los líderes tienen que demostrar con acciones y hechos todo lo que dicen. Si tú quieres que tus empleados sean puntuales, tienes que llegar al trabajo mucho más temprano que ellos incluso.

Si la imagen de profesionalismo es prioridad para ti, tienes que vestirte todos los días como un profesional exitoso, y tratar a todas las personas con que interactúas, con cortesía.

2. Sé humilde

Hay cosas que marcan una gran diferencia entre un líder y un jefe. Si bien ambos están a cargo, un líder puede compartir el punto de vista de los demás, un jefe no es capaz de empatizar con el resto.

3. Comunícate de forma efectiva

La comunicación efectiva es importante no sólo en los negocios o la empresa, sino en todos los campos de la vida. Los grandes líderes tienen que asegurarse que son escuchados y entendidos, y a su vez, saben lo importante que es escuchar.

La comunicación es una calle de 2 vías, y comprendiendo esto a cabalidad, podrás impulsar a tu gente hacia adelante sin descanso.

4. Reuniones productivas

Tal como dice el refrán, el tiempo es dinero, así que limita toda pérdida de tiempo durante las reuniones. Si confías en tu equipo para hacer el trabajo, no hay ninguna necesidad de hacer microgestión, y las reuniones se pueden ejecutar con rapidez.

5. Conoce tus límites

Tienes que establecer tus límites de tolerancia y hazlo saber a tu equipo de trabajo. Con esto claro evitarás una gran cantidad de frustración y mantendrás los límites claros, evitando toda clase de confusión.

6. Encuentra un mentor

Ningún hombre es una isla, y los mejores líderes lo saben, así como saben donde acudir si lo necesitan. Nadie puede saberlo todo, por lo que encontrar a alguien de confianza para asesorarte en los momentos difíciles puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

7. Consciencia emocional

Aunque muchas personas aconsejen mantener las emociones separadas de los asuntos de negocios, el negocio es en última instancia acerca de las relaciones entre personas.

Hay que ser emocionalmente inteligente, sensible a los diferentes puntos de vista y orígenes, ya que una cosa es utilizar la cabeza, pero nunca olvides mantenerla al mismo tiempo conectada con lo que dice tu corazón.

lider

8. Cuidado con los errores comunes

Hay errores muy comunes entre todos los líderes, y algunos de ellos son evitables. Ser consciente de los errores mas comunes en tu sector, puede ser el primer paso para no repetirlos.

9. Aprender del pasado

Los que no aprenden del pasado están condenados a repetir los mismos errores. La historia está repleta de ejemplos de modelos de negocios exitosos y fracasos empresariales espectaculares.

Piensa en lo que hace la gente a la cual admiras, y que hace bien su trabajo. Luego revisa todo lo que hicieron mal aquellos que terminan su carrera sumidos en escándalos o desgracia. Lecciones puedes encontrar en todas partes.

10.Mejora continua

Los grandes líderes son grandes personas, porque constantemente están aprendiendo, y tratan de superarse a sí mismos. Siempre hay una nueva habilidad para mejorar y integrar nuevas ideas.