estrategia

10 claves para implantar una estrategia empresarial

Piensen por un momento, si sólo la mitad de las empresas sobreviven después de estar 5 años en el mercado, y solo un tercio sobrevive pasados los 10 años, ¿qué podría diferenciar a una de otra?, ¿por qué una es sostenible y la otra no?. La respuesta parece ser tan obvia, pero es tan cierta: la estrategia de crecimiento del negocio.

estrategia

Una estrategia de crecimiento es mucho más que visualizar el éxito en el largo plazo. Tener un plan de éxito implica tomar acciones concretas que permitan a la empresa sobrevivir en un mercado lleno de tiburones.

¿Cómo implantar una estrategia empresarial?

El paso número uno para implantar cualquier estrategia de crecimiento, es averiguar qué es lo que detiene tu crecimiento, y a continuación, debes seguir los siguientes pasos:


1. Establecer una propuesta de valor

Para que un negocio sea sostenible en el largo plazo, es necesario comprender qué te diferencia de la competencia. Identifica por qué los clientes te buscan a ti para proveerse de un producto o servicio. ¿Qué te hace interesante para ellos, qué te diferencia, que te hace creíble?. Con la respuesta podrías explicar a otros consumidores por qué deberían hacer negocios contigo. Si te olvidas de este punto, sólo corres el riesgo de devaluar tu negocio.

2. Identifica a tu cliente ideal

¿Tienes identificado a tu cliente ideal?, y sino ¿sabes a quién estás sirviendo?. Identifica claramente a tu cliente ideal y haz los ajustes necesarios para estimular el crecimiento del negocio satisfaciendo las necesidades de esos clientes.

3. Define los indicadores clave

Los cambios deben medirse, caso contrario nada será eficaz. Identifica los indicadores clave y revisa cómo afectan tu negocio. A continuación, dedica tiempo y dinero a esas áreas.

4. Identifica tu fuente de ingresos

Cuando logras identificar nuevas fuentes de ingresos, puedes revisar si las actuales y potenciales, son sostenibles en el largo plazo.

5. Mira a tu competencia

Sin importar la industria en la que te encuentres, observa a tu competencia para sobresalir. Mirando a los competidores es la única forma en que puedes formar tu estrategia de crecimiento y superarlos.

6. Concéntrate en tus puntos fuertes

A veces, concentrándote en tus puntos fuertes, en lugar de tratar de mejorar tus puntos débiles, puedes establecer mejor tu estrategia de crecimiento. Reorienta el juego para adaptar tus fuerzas hacia tus fortalezas y construir sobre ellas, de modo que puedas hacer crecer tu negocio.

7. Invierte en talento

Tus empleados tienen contacto directo con tus clientes, por lo que necesitas contratar a personas que estén motivadas e inspiradas en agregar valor a tu empresa.

8. Comprender los ciclos

El desarrollo de una estrategia de crecimiento no es un proceso lineal en ningún caso. Hay que entender que las condiciones del mercado cambian a menudo, y que la toma de decisiones estratégicas no se pueden basar en los éxitos de otras empresas.

Es necesario adaptar un plan que suavice las ineficiencias del negocio, mejore los puntos fuertes y se adapte a tus clientes.

estrategia1

9. Utilizar los indicadores clave

Para implementar exitosamente una estrategia empresarial, es necesario utilizar los indicadores clave y considerar las fuentes de ingresos para crear un plan de crecimiento personalizado. De este modo podrás entender mejor tu negocio y a tus clientes, lo cual te conducirá sin dudas hacia el crecimiento tan buscado.

10. Un plan es moldeable

Una estrategia empresarial debe tener la capacidad de cambiar junto con los vaivenes del mercado. Un traje de talla única en una estrategia puede fallar en cualquier momento. Hay que tener un traje adaptable a todos los cambios, de modo que puedas mantener contentos a tus clientes, proveedores y empleados.