tarifas

¿Cuánto cobrar por tus servicios?

Si trabajas de modo autónomo, puedes cobrar de diversas formas por tus servicios, tales como una cantidad fija por un proyecto completo, una tarifa por hora o una comisión por venta, todo dependerá de la modalidad de tu trabajo.

tarifas

Sin importar cómo se facture a tus clientes, lo primero que tienes que averiguar es cuánto cobrar, y sobre todo, tienes que tener claro si tu proyecto tendrá horas variables de trabajo, caso en el cual no podrás cobrar una cuota fija.  Aquí veremos algunos consejos para que sepas cómo fijar el precio de tu trabajo.

Determinando el precio de tus servicios

Si tienes experiencia como autónomo, probablemente ya sabes cuanto cobrar por tu trabajo, ya que estás familiarizado con las condiciones del mercado, sin embargo si recién estás empezando, y no sabes cuánto cobrar, intenta tener en cuenta estos dos aspectos para fijar el precio de tus servicios:

1.Calcular lo que debes cobrar en función de tus gastos.

2.Investigar el mercado para ver si tienes que ajustar tu tarifa hacia arriba o hacia abajo.

Calculando tu tarifa por horas

Todas las escuelas de negocio enseñan una fórmula estándar para la determinación de tarifa por hora. Suma tu costo de mano de obra y gastos generales, añade el beneficio que deseas ganar y luego divide por el total de horas trabajadas. Este ejercicio te debiera dar el mínimo que debes cobrar para cubrir tus gastos, pagándote un sueldo a ti mismo y obteniendo un beneficio.

Dependiendo de las condiciones de mercado, es posible que puedas cobrar más por tus servicios, o puede que incluso tenga que ser menos.

Determina tu salario anual

Para determinar cuanto vale tu trabajo, elige una cantidad de salario anual. Esto puede ser lo que ganaste por hacer un trabajo similar cuando eras empleado, o lo que otros ganan por un trabajo similar, o la cantidad que te gustaría ganar.

Con esto en mente, calcula tus gastos anuales, incluyendo todos los costos en los que incurres por hacer negocios, que incluyen por ejemplo:

  • Los gastos telefónicos
  • Equipo y mobiliario de oficina
  • Alquiler y servicios públicos
  • Artículos de papelería y suministros
  • Gastos de envío y entrega
  • Ayuda administrativa
  • Seguros para tu negocio
  • Comidas de negocio y entretención
  • Gastos de viaje
  • Membresías y asociaciones profesionales
  • Gastos legales y de contabilidad
  • Gastos de publicidad y marketing
  • Otros, como gastos médicos, impuestos, etc.

A continuación, elige tu margen de beneficios. Tienes derecho a percibir un beneficio por encima de tu salario y los gastos generales, ya que tu salario no cuenta como ganancia, porque es uno de los costos de hacer el negocio. El beneficio es la recompensa por tomar los riesgos de estar en el negocio. Con los beneficios puedes ampliar y desarrollar tu negocio y este se expresa como un porcentaje de los costos totales. Un beneficio de un 10% o 20% es lo común.

Determinar las horas de trabajo

Es necesario determinar cuantas horas vas a trabajar y facturar a lo largo del año. Suponiendo que vas a trabajar una semana por 40 horas, y que quieres tomar dos semanas de vacaciones al año, tendrás un máximo de 2.000 horas facturables al año, es decir 50 semanas x 40 horas.

Puede que las horas facturables bajen si pasas un porcentaje de tu tiempo en tareas que no se pueden facturar a los clientes, tales como contabilidad y facturación, o en la mejora de tus habilidades.

Para darte un ejemplo más concreto, tenemos el de Juan que ganó 50.000 euros en un año como empleado, y siente que debe recibir el mismo salario anual como autónomo. Si estima que sus costos anuales son de 20.000 euros al año y él quiere un beneficio de un 10%, trabajando 1.500 horas al año, Juan tiene que hacer el siguiente cálculo:

Salario y gastos generales: 70.000 euros/año.

Beneficio 10%: 77.000 euros/año.

Finalmente, divide sus horas facturables anuales para llegar a su tarifa por hora: 77.000/1.500=51,33 euros por hora. Esta sería la tarifa mínima a cobrar por Juan para quedar en equilibrio con sus costos y margen de beneficios.

Dependiendo de las condiciones de mercado, Juan tendrá que cobrar un poco más o menos incluso.

Investiga el mercado

Es necesario fijar una tarifa realista, por lo tanto, tienes que salir a mirar el mercado y averiguar cuanto cobran otros autónomos por servicios similares.

computador

¿Cómo investigar el mercado?

  • Contactando a asociaciones profesionales de tu campo y averiguar.
  • Hablar con clientes potenciales, asistiendo a ferias y convenciones de negocios.
  • Preguntarle a otros autónomos lo que cobran.

Si puedes cubrir tu tarifa por hora esta dentro del mercado no tienes de qué preocuparte, pero si tu trabajo es altamente especializado y hacer el trabajo requiere de habilidades muy precisas, no temas cobrar más de lo que cobran otros. Muchos están dispuestos a pagar más por un trabajo de mayor calidad.

Hacer un contrato por servicios

Una vez que tienes decidido lo que vas a cobrar, asegúrate de hacer un contrato con cada cliente, donde quede estipuladas las condiciones del servicio, y todo lo que incluye y no incluye, y su tarifa por hora o por proyecto completo, más los plazos involucrados en su realización.

Deja un comentario