negocios

Algunos consejos básicos para visitas comerciales

En materia de negocios, hay que tomar en consideración algunas normas no escritas de etiqueta, básicas para relacionarte de buena forma en las visitas comerciales, con tus clientes, proveedores o socios. Cuidar las relaciones con aquellos que contribuyen en tu negocio es algo esencial y necesario, ya que puede marcar la diferencia más tarde en el ciclo de ventas.

negocios

Nada de lo que diremos, es ciencia de cohetes ni secretos de magia, sino simplemente cortesía y gestos de sentido común que te harán sentido, y es necesario tener en cuenta con cada una de tus visitas comerciales.

La etiqueta sugerida en los negocios

Presentarte:

El sentido común te dice que debes presentarte con la recepcionista o con cualquier persona que se atraviese en tu camino, pero no siempre es así. Muchos piden ver a la persona con la cual tienen una cita, sin saludar siquiera ni dar la hora a aquella persona que le maneja la agenda a la otra parte.

Los recepcionistas, por ejemplo, tienen valiosa información de la empresa y las personas que trabajan allí, así que recuerda siempre agradecer a quien te facilita las gestiones, y ten en cuenta que nunca se sabe cuando ni quién va a ser promovido y te pueda ayudar en el futuro.

Romper el hielo:

Identifica aquellas cosas que apasionan a tus clientes. Fotos, recuerdos y placas que estén sobre su escritorio te dan suficiente información para comenzar una conversación con ellos. Intentar descubrir las historias que esconden las fotografías que rodean la oficina de tus clientes te ayudará a generar un contexto de confianza, además de averiguar qué cosas considera tan importantes en su vida, como para que las mantenga cerca suyo todo el día.

negocios

Reconfirmar el horario:

Aunque hayas confirmado la duración de la reunión comercial antes de ir, siempre es necesario llamar y reconfirmar la reunión. Puede que no estés conciente que la agenda haya cambiado para tu cliente, y así te cercioras que te atenderán bien sin incomodar.

Cuando se valora el tiempo del cliente, se demuestra valoración por el tiempo propio. Antes de entrar a la reunión, aprovecha para tomar notas de las cosas más importantes y en base a ellas hazle un seguimiento posterior a tu reunión, comenzando por agradecer la visita apenas haya terminado o por email.

La cortesía es el pasaporte de entrada en todos los países del mundo. Algo que tiene que cultivar un buen profesional del área de los negocios, es la bondad, la amabilidad y la cortesía en su trato con los demás. Suena obvio, pero en la práctica, muchos tienen que apuntarse a costosos cursos para aprender algo quea casi todos nos parece tan evidente.

Deja un comentario