libro

Tres lecturas de cabecera para emprendedores

Cuando se inicia un negocio, siempre es útil contar con lecturas que orienten, aconsejen y guíen en el camino del emprendimiento, contando experiencias y trasmitiendo conocimientos estratégicos que podrían ser clave para llegar a buen término con el nuevo negocio. Todos sabemos que una empresa hasta su quinto año todavía está muy frágil y susceptible de desaparecer en cualquier momento. Para evitar el fracaso antes de probar el éxito es muy aconsejable leer estos tres libros, dos de ellos clásicos y uno muy reciente que consigue transmitir de un modo claro cómo competir paso a paso en diferentes industrias.

oceano

Las tres lecturas indispensables para el emprendedor

1.Dale Carnegie: “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” es un libro superventas, muy simple y didáctico, donde con ejemplos concretos se puede visualizar diferentes situaciones que le permitirán al emprendedor novato cultivar relaciones personales valiosas. Siguiendo los simples consejos de este libro, cualquier emprendedor puede llegar a destacarse como un líder.

2.Paul Hawken: “Haz prosperar tu negocio”, es un libro que refleja el principal problema al que se enfrentan todos los emprendedores, el financiamiento. En este libro se puede ver que la clave para triunfar está en no endeudarse antes de comenzar a ganar dinero, indicando paso a paso como conseguir esa meta.
3.W. Chan Kim y Renée Mauborge: “La estrategia del océano azul”, es una lectura que permite ver cómo se puede conseguir el mercado que hará rentable la empresa. Entre los conceptos que explican en esta lectura hay temas tan interesantes como huir de la rivalidad, apostar por la innovación, crear nuevos espacios para el consumo, generar ideas y estudiar a los que aún no son clientes, entre otras cosas.
Esta lectura hace un detallado análisis de 150 movimientos estratégicos efectuados por una treintena de industrias en el último siglo. De ese análisis salen seis principios básicos que toda nueva empresa debería aplicar y se explican las herramientas básicas para hacer desaparecer a los competidores del mercado.
emprendedores

Por qué leer a los expertos

Todos los emprendedores deberían leer unos cuantos libros de empresa y negocios, escritos por personas que hayan pasado por la experiencia de emprender, o la hayan estudiado minuciosamente, sacando conclusiones útiles para cualquier negocio. Leer a los expertos y estudiosos del mundo de las empresas, les permitirá ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo, al asimilar de ellos todo lo que todavía les falta a los emprendedores en sus inicios, experiencia.

Los libros para los emprendedores, tienen la cualidad de inspirar, además de enseñar y transmitir ideas que consiguen cambiar la visión de negocios que normalmente tienen las personas. Sin duda hay muchos otros libros valiosos para los emprendedores, y el título a elegir dependerá de los intereses, inquietudes y dudas existentes.

Comprender por qué algunos tienen éxito donde otros fracasan es en esencia, lo que cada uno de los libros que se han escrito en materia de negocios, pretenden lograr transmitir a los emprendedores o empresarios. De cada uno dependerá elegir los mejores libros para iniciarse o sobrevivir en el feroz mundo de las empresas.

fantasma

Trucos para detectar empresas fantasma

Es difícil desconfiar de un llamado para una entrevista laboral o propuesta de negocios si has estado enviando currículums a varios reclutadores o gerentes de empresa. Dadas las altas cifras de personas estafadas en España por empresas fantasma, tienes que tomar la precaución de darte unos minutos para investigar a la empresa que te está citando a entrevista, y averiguar si se trata de una empresa real  o es una empresa fantasma.

fantasma

¿Qué son las empresas fantasma?

Las empresas fantasma, son aquellas que se dedican a estafar a personas desesperadas por trabajar o emprender un negocio. Los reclutadores de estas empresas ficticias suelen ser personas muy persuasivas, que intentarán convencerte a como de lugar para que te involucres en sus negocios turbios, haciéndote invertir todos tus ahorros, firmar documentos comprometedores  y obligándote a pagar cuotas de inversión que supuestamente tendrán retornos increíbles, que ningún banco te ofrecería  y además, obligándote a hacer cosas que jamás hubieras hecho por tu cuenta si no hubieses caído en las redes de estos timadores.

Claves para descubrir una empresa fantasma:

Descubrir una empresa fantasma, es más fácil hoy en día con internet, ya que podemos investigar algo de su historia, de sus empleados, clientes, y hasta de sus antecedentes legales, si es que existen.

  • Duda si la empresa que te ha llamado para un empleo, te pide dinero para capacitarte para cualquier cosa. Las empresas son las que deben solventar ese gasto, si es que te necesitan.
  • Duda si te contactan desde cuentas de correo gratuitas. Una empresa real, debería tener como mínimo un sitio web que pueda sustentar algunas cuentas de correo electrónico corporativas.
  • Duda si esa empresa no tiene sitio web, no tiene teléfonos fijos de contacto, y no tiene una dirección corporativa. Si te toca ir a una entrevista en un lugar que no parezca ser una oficina, entonces debes desestimar esa oferta laboral de inmediato.
  • Investiga algo de los antecedentes legales de la empresa, tales como la razón social, algunas noticias que estén en periódicos, todo lo que te pueda servir para hacerte una idea global más completa de esa empresa que pretende tenerte en sus filas.
  • Duda si la propuesta que te hacen es demasiado buena para ser cierta.
De acuerdo al Código Penal de 2012 en su artículo 305, comete delito quien utilice personas físicas o jurídicas o entes sin personalidad jurídica interpuestos, negocios o instrumentos fiduciarios o paraísos fiscales o territorios de nula tributación, ocultando o dificultando la determinación de la identidad del obligado tributario o del responsable del delito, la determinación de la cuantía defraudada o del patrimonio del obligado tributario o del responsable del delito.
delito
La mayor parte de las veces, las empresas fantasma consisten en exitosos negocios multinivel, que prometen grandes ganancias en poco tiempo y casi sin hacer nada. Nada de lo que ofrecen esas compañías es real, y todo lo que promueven, éxito, ganancias monumentales y riquezas, es falso. Estas empresas incluso pueden invertir grandes cantidades de dinero en marketing, para engañar más fácilmente a los incautos o ansiosos por entrar a un negocio con ganancias fáciles, para finalmente desaparecer sin dejar rastro, llevándose todas las ilusiones, sueños y dinero de las personas que confiaron en esa estafa.
Los estafadores son personajes muy persuasivos, convincentes y aparentemente correctos, lo que hace que las personas bajen sus defensas y caigan en sus redes casi sin darse cuenta.

 

 

empresas

Todo lo que hay que saber para fundar y gestionar una empresa

Para fundar una empresa, es necesario saber bien cuáles son las herramientas y habilidades clave con las que se debe contar, y no sólo eso, sino también tener bien definido el proyecto y los recursos que se van a destinar a este, además de tener claro cuáles son todos los aspectos formales o trámites que se debe hacer, para finalmente poder operar.

empresas

Dónde encontrar información:

Cuando ya tienes claro que quieres iniciar una empresa, puedes comenzar a investigar en internet, para comenzar a dar forma a tu idea. Hay varias páginas donde encontrarás conocimiento muy valioso para comenzar, como en www.creatuempresa.org, donde encontrarás desde cómo definir tu idea, y hasta test para medir tus habilidades como emprendedor.

En la misma página se te orienta para crear tu empresa paso a paso, y te da información acerca de los instrumentos de apoyo que da el gobierno español.

Creando tu empresa paso a paso:

Definir tu idea de negocio y crear un plan de negocios: dentro de este apartado, está el definir cómo financiarás tu empresa, tu mercado y sus posibilidades de crecer y identificar si pertenece a un sector innovador o con posibilidades de innovar.

Elegir la forma jurídica que tomará tu empresa: hemos visto que hay muchas formas jurídicas para formas una empresa, siendo la más común la sociedad limitada, porque no arriesga los bienes propios en los temas de endeudamiento que se pueda adquirir con el negocio, independiente del número de socios que haya.

Constituir la empresa:  y efectuar todas las formalidades que exige la ley, recuerda que hay tipos de empresas que se pueden constituir por internet. Según la forma jurídica que elijas, será que tendrás que hacer más o menos trámites, y para ello también está muy completa la información de la página que te indicamos anteriormente, ya que ingresas la forma jurídica que quieres y te despliega todos los trámites que debes hacer.

Dar de alta la empresa y sus funciones: también hay trámites específicos que debe hacer cada negocio según su actividad y no son para todos iguales.

Contratar trabajadores: te conviene asesorarte o sino, estudiar muy bien los tipos de contrato laboral que existen, para que des forma a tu empresa.

Investigar: todas las ayudas e incentivos que existen para financiar tu empresa.

formaempresa

A grandes rasgos estos son los pasos que debes seguir para constituir tu empresa, y que salen muy detallados en la página que te indicamos antes, orientándote con un detalle muy minucioso de todo lo que tienes que hacer y si aún te quedan dudas, hay teléfonos a los que llamar para aclararlas.

Para gestionar tu empresa, es importante que selecciones a las personas idóneas en los cargos clave, para ello es necesario que definas bien el perfil de cada cargo, y tengas muy claro que esperas de cada trabajador, de modo que se lo transmitas y este sepa lo que se espera de él. Todos los avances y logros que obtengas con tu empresa debes compartirlos con tus colaboradores y empleados, y verás que será mucho más fácil generar compromiso y lealtad.

tir

TIR; cálculo y significado

La TIR o Tasa Interna de Retorno o Rentabilidad, es el tipo de interés con el cual el Valor Actual Neto de tu inversión se hace igual a cero. Todos los proyectos tienen un % de TIR aceptable como mínimo, y si la TIR lo supera, se acepta el proyecto, caso contrario, se rechaza, ya que se a preferencia a aquellos proyectos donde la TIR sea más elevada.

Con la TIR puedes saber la rentabilidad efectiva anual de una inversión, y para calcularla, tenemos que saber la duración del proyecto, la inversión inicial, los cobros y pagos de la operación.

tir.jpg

Cálculo de la TIR:

Para poner un ejemplo práctico, supongamos que se invertirá 8.000 Euros para abrir una tienda de ropa. Se calcula que se deberá hacer cobros anuales por 4.000 y pagos por 2.000, durante un período de 5 años. Calculando la TIR, tenemos un 7,93%. Si la rentabilidad mínima requerida para este proyecto es menos a 7,93% el proyecto se hace aceptable.

tir

Herramientas para el cálculo de la TIR:

Para calcular la TIR ya no tenemos que hacer tantos esfuerzos mentales, porque tenemos las planillas Excel, las calculadoras financieras y el computador. Lo que verdaderamente importa por estos tiempos, más que saber cómo calcularla, es saber interpretarla y saber para qué sirve.

Supongamos que la TIR de tu proyecto es de un 20% y que el riesgo de tu inversión es similar al riesgo de un depósito a plazo en un banco y que la tasa de interés que ofrece el banco llega al 10%. Obviamente nos preguntaremos, si hacer un depósito o invertir en el proyecto de inversión. Aquí podemos inclinarlos por el proyecto apoyándonos en la TIR como criterio de decisión, ya que es mayor a la tasa bancaria. Si por alguna razón el banco ofrece subir la tasa de interés a un 15% por ejemplo, todavía podemos inclinarnos por el proyecto, ya que TIR continúa siendo mayor.

calculos

Limitaciones de la TIR:

Ahora que ya sabemos cómo se calcula la TIR y para qué sirve, tenemos que saber cuáles son sus limitaciones, ya que al ser un método tan simple y sencillo para evaluar un proyecto, nos debe despertar dudas y es legítimo ya que ignora muchas variables y por ese motivo, todo emprendedor debe saber que este no debe ser el único criterio para evaluar su proyecto de negocio.

No toma en cuenta el tamaño del proyecto: La TIR no toma en cuenta el tamaño del proyecto al momento de comparar uno con otro. Esto puede ser confuso cuando dos proyectos requieren una inversión inicial diferente, y el proyecto más pequeño da una TIR superior. Si sólo se considera la TIR, se estaría ignorando que un proyecto con una inversión inicial más grande puede generar flujos de efectivo más altos que uno con una inversión menor. Por ejemplo, si tenemos un proyecto con una inversión inicial de 100.000 Euros y flujos de efectivo estimados en 25.000 en los próximos 5 años, tendrá una TIR de 7,94%, mientras que un proyecto con una inversión inicial de 10.000 Euros y flujos de efectivo proyectados de 3.000 Euros en los próximos 5 años, puede tener una TIR de un 15,2%. No hay que cerrarse a efectuar un análisis que vaya más allá de lo que entrega la TIR.

No toma en cuenta los costos a futuro: Nadie puede predecir el futuro, pero si tu proyecto se ve afectado a futuro por costos que no pudiste estimar por anticipado, y por otro lado vemos que la TIR no los toma en cuenta tampoco para calcular la rentabilidad del proyecto porque sólo considera los flujos de efectivo estimados, ya tenemos una gran limitante para elaborar una proyección real.

sociedad

Tipos de sociedades que operan en España

Antes de crear una empresa, tienes que tener claro el tipo de sociedad que vas a formar, ya que dependiendo del modelo societario deberás aportar más o menos capital, deberás pagar más o menos impuestos, o quizás ninguna, y según el tipo de sociedad, tendrás más o menos posibilidades de crecer.

Cuando el fundador de la empresa desea formar una sociedad por sí solo, se conforma la figura del empresario individual, mientras que si existe la participación de otros socios, se pueden configurar varios tipos de sociedades empresariales, que son las que veremos a continuación.

sociedad

1. Empresa Individual:

Con esta figura, es el propio empresario quien asume todos los riesgos y responsabilidades del negocio. La empresa individual implica que la persona debe responder con sus propios bienes y capital por las deudas que contraiga en el ejercicio de su actividad empresarial. Desde el punto de vista fiscal el empresario debe darse de alta en los registros de autónomos y no existe obligación de incorporarse en el Registro Mercantil.

Como las leyes han evolucionando, hoy existe la opción de limitar la responsabilidad del empresario a responsabilidad limitada, lo cual permite que el empresario no tenga que responder con su patrimonio personal ante las deudas contraídas en el ejercicio como empresa. A esta modalidad se pueden acoger los autónomos que se hayan inscrito a través del Registro Mercantil y el Registro de Propiedad. Con esta medida, la casa del emprendedor, y sus principales bienes quedan fuera del alcance de las deudas de la empresa.

2. Sociedad Mercantil:

Dentro de las sociedades mercantiles, hay varias y entre ellas encontramos las siguientes:

2.1. Las Sociedades Anónimas:

Denominadas como S.A., se caracterizan porque los socios forman parte de ella a través de un capital social llamado títulos o acciones. Los socios no responden personalmente por las deudas de la empresa, sino que responderán solo hasta el monto del capital aportado. Se forma con un capital social mínimo de aproximadamente 60.121 Euros. Este tipo de empresa, puede constituirse incluso por un solo socio.

2.2. Sociedad de Responsabilidad Limitada:

Denominadas como S.L o S.R.L., necesitan de un solo socio para su constitución y un capital social de 3.050 Euros. Se constituye rápido y el empresario tiene responsabilidad limitada respecto a la deudas contraídas por la empresa.

2.3. Sociedad Laboral:

Están las sociedades laborales anónimas y las sociedades laborales limitadas. Estas sociedades son constituidas por trabajadores que deben representar el 51% de la sociedad, y deben prestar sus servicios directamente a esa sociedad. El máximo de participación por socio trabajador es de un tercio del capital social, y estas sociedades deben estar compuestas por al menos tres socios.

2.4. Sociedad Colectiva:

Se necesita dos socios como mínimo y no existe capital social mínimo para constituirla. El aporte debe efectuarse en dinero en efectivo, créditos o efectos. La responsabilidad de los socios es ilimitada, por lo cual los socios responderán con sus bienes en caso de quiebra o deudas. En caso que quieran ingresar a más socios, se necesitará la aprobación de todos los socios iniciales.

2.5. Sociedad Comanditaria:

Se requiere como mínimo dos socios y un capital social mínimo de 60.121 Euros para la comanditaria por acciones, no así para la simple, que no tiene mínimo. La responsabilidad de los socios es limitada, aunque siempre uno de los socios deberá responder personalmente por las deudas, como socio colectivo.

2.6. Sociedad Cooperativa:

Debe contar con al menos tres socios y un capital social mínimo fijado por estatutos. La estructura de funcionamiento de esta sociedad es democrática.

socios

3. Sociedad Civil:

Esta sociedad se rige por el código civil y no el mercantil, no necesita un capital mínimo para constituirse y puede formarse entre dos o más personas. No es necesario hacer escritura pública ni inscribirla en el registro mercantil, a diferencia de todas las demás sociedades que hemos visto. La responsabilidad es limitada, y tributa en el IRPF, cada socio por su cuenta en el apartado de actividades económicas.

4. Comunidad de Bienes:

Muy parecida a la sociedad civil, con los mismos requisitos y responsabilidades. Pero esta sociedad no tiene personalidad jurídica independiente de los socios, que deben ser como mínimo dos.

motivacion

Tipos de motivación empresarial

La motivación se define como aquella fuerza que mueve a las personas a actuar de determinado modo, llevándolas a actuar de un modo específico. Hay dos tipos de motivación básicos que todas las empresas deben tener en consideración a la hora de elaborar un plan de desarrollo. Una es la motivación intrínseca y otra es la motivación extrínseca. Veremos a continuación de qué se trata cada una y algunos ejemplos para impulsarla.

motivacion

Tipos de motivación

Motivación Intrínseca: Este tipo de motivación obedece a los deseos internos del individuo, que puede llevarlo a aportar ideas, a mejorar su puesto de trabajo y hacer bien las cosas obteniendo con esta conducta una alta satisfacción personal.

Motivación Extrínseca: Responde a estímulos externos, como podrían ser el pago de bonos por cumplir metas o horarios, y premiar ciertas conductas. A diferencia de la motivación intrínseca, este tipo de motivación no nace desde el interior del individuo, sino que responde a un estímulo externo que actúa como un elemento que satisface alguna necesidad.

El desafío de las empresas

Motivar a los empleados es un desafío clave de las empresas, en el cual les conviene invertir, porque se ha demostrado en diversos estudios que tener trabajadores motivados significa aumentar la productividad y mejorar el ambiente laboral, disminuyendo enfermedades y costos por licencias médicas a la empresa.

Como herramienta para elevar la motivación se ha insertado con gran éxito el coaching, por los buenos resultados que consigue al poder definir qué mueve a cada individuo en una organización, a sus ejecutivos y alinear esas motivaciones personales con los objetivos clave de la empresa.

Cuando se consigue alinear las motivaciones de las personas con el objetivo global de la empresa, se consiguen resultados óptimos, a nivel humano y económicos.

motivacionempresarial

¿Cómo motivar a los empleados?

Una vez que se tiene una radiografía completa de la empresa, sus trabajadores y ejecutivos, y se conocen sus puntos débiles, es posible definir algún plan motivacional, que puede incluir elementos tales como:

Marcar metas y objetivos: Cada trabajador debe tener metas y objetivos posibles de cumplir en su puesto de trabajo y de modo grupal. Las metas y objetivos deben ser fáciles de medir y posibles de conseguir, de modo que el trabajador se encuentre motivado para conseguirlos.

Incentivos y premios: Hay diferentes formas de premiar a los trabajadores que van cumpliendo las metas. Algunas de ellas pueden ser económicas, pero también puede ser con apoyo para proseguir estudios, un viaje, o algo que sea acorde a la personalidad de ese empleado.

Mejores condiciones de trabajo: Cualquier trabajador se sentirá bien valorado y motivado si tiene buenas herramientas de trabajo. Cada cierto tiempo debe hacerse un diagnóstico que evalúe las herramientas que se están utilizando. Muchas veces implantar un nuevo software o instalar un nuevo computador puede solucionar grandes problemas de desempeño para un empleado, ayudándolo a rendir más y mejor. Hay veces que las empresas no se dan cuenta que utilizar métodos de trabajo obsoletos hace que utilicen más horas hombre y tengan a un trabajador desmotivado por la lentitud con la cual desarrollan su trabajo. Con este tipo de problema se puede generar una alta rotación de personal.

La fórmula motivacional correcta dependerá de cada empresa, y determinar esa fórmula es un trabajo que debe efectuar cada una. Todos hemos visto en más de alguna oportunidad un empleado desmotivado que sólo llega a su empresa porque necesita cobrar a fin de mes y todos sabemos que eso no es saludable para nadie.