empresario

Aprende a ser tu propio jefe

Si deseas iniciar un negocio y no sabes por dónde empezar, no tienes de qué preocuparte: no eres el único. Es un hecho que con la nueva realidad económica, muchas más personas se han encontrado el trabajo ideal, mientras otros llegan a la conclusión que es mejor crear un trabajo que guste y encaje con los propios objetivos de vida. Sin importar la motivación que tengas para ser tu propio jefe, ese proyecto puede comenzar hoy y aquí te daremos algunos consejos para ayudarte a empezar.

empresario

Ser tu propio jefe requiere:

Determinar tus objetivos de vida

Si no estás satisfecho con tu situación actual, debes reconocer que nadie puede fijarlos excepto tú. No hace nada bien culpar a la economía, a tu jefe tu cónyugue o familia. El cambio sólo puede ocurrir cuando tomas una decisión consciente de hacer que suceda.

Identifica el negocio adecuado para tí

Date permiso para explorar, mira diferentes facetas de ti mismo, incluyendo tu personalidad, estilo social, edad, y escucha tu intuición. Tenemos la tendencia a ignorar la intuición aunque en el fondo,  menudo sabemos la verdad. Pregúntate qué es eso que te da energía, incluso cuando estás cansado.

¿Cómo sabes cuál es el negocio correcto para tí?

Hay tres formas de evaluar si el negocio que piensas, es para ti:

1.Haz lo que sabes: ¿Te han despedido o quieres un cambio?. Busca el trabajo que has hecho para otros en el pasado y piensa cómo se puede empaquetar esas habilidades y ofrecerlas como servicios o productos propios.

2.Haz lo que hacen otros: Aprende sobre las empresas que te interesan, y una vez que hayas identificado un negocio que te guste, emúlalo.

3.Resuelve un problema común: ¿Hay espacio en el mercado?, ¿hay un servicio o producto que quieres introducir en el mercado?. Si decides hacerlo, asegúrate que eres el que más sabe para resolver ese problema antes de comenzar a gastar dinero. Esta es la vía más riesgosa de todas para decidir.

Planificar los negocios mejora las posibilidades de éxito, y la mayoría de las personas no planean. Un plan de negocio te ayudará a ganar claridad, enfoque y confianza, y no es necesario que se extienda por más de una página. A medida que escriban sus metas, estrategias y pasos de acción, su negocio se irá convirtiendo en una realidad.

Hay algunas preguntas clave que tienes que hacerte:

1.¿Qué estoy construyendo?

2.¿A quién voy a servir?

3.¿Qué prometo a mis clientes y a mí mismo?

4.¿Cuáles son mis objetivos, estrategias y planes de acción para alcanzar mis metas?

Validar el mercado

Antes de comenzar a invertir, tienes que hacer pruebas de mercado, saber a quién le vas a vender, quienes serán tus clientes y tienes que medir el tamaño de tu mercado, además de evaluar si tu producto o servicio es relevante para tus clientes y averiguar por qué lo necesitan.

Construir una red de apoyo

Cuando te has decidido por hacer un negocio, tienes que pasar al siguiente paso, que es construir tu red de apoyo, con asesores, socios, aliados y proveedores. Si tú crees en tu negocio, los demás también lo harán.

Inscríbete en organismos comerciales, asiste a eventos de networking, sé generoso y ayuda a otros.

Crea valor

Tu foco no tiene que ser vender, sino servir a los demás. Mientras a más gente sirvas, más dinero harás.

ser-jefe

Piensa lo siguiente de tus clientes:

1. ¿Qué puedes darles?
2. ¿Cómo puedes hacer que el éxito toque sus propias actividades?

Este enfoque puede ayudarte  a perfeccionar tu producto o servicio y ofrecer más valor a tus clientes.

Promociónate

Tienes que estar dispuesto a decir lo que haces con convicción y utilizar las herramientas en línea que sean mas eficaces. Usa las redes sociales para apuntar a cualquier cosa que creas, puede ser de interés para tus fans y seguidores.

Si sigues estos pasos, vas bien encaminado para ser tu propio jefe. Y si todavía te sientes atrapado, conecta con otros empresarios y intenta conocerles para aprender de ellos.

Redes de contacto

Claves del Networking

El Networking es una herramienta que se ha impuesto con éxito en los asuntos profesionales y de negocios, ya que quienes lo utilizan, obtienen mejores negocios y empleos.

Redes de contacto

¿Cuál es la mejor estrategia para construir redes eficaces?. Aquí veremos algunas formas de construir esas redes y relaciones que te ayudarán a progresar en tu carrera o negocio.

Consejos para construir Networking

1. Haz relaciones humanas

Un componente clave para crear redes eficaces es la confianza entre las personas, ya que sólo con confianza se puede crear una relación duradera, y para crear relaciones duraderas, se tiene que trabajar e invertir en ellas.

No se puede pedir favores o esperar a que alguien te envíe un negocio si no has puesto tiempo en nutrir una relación personal. Es importante que la otra parte sepa lo que haces y lo que eres, y para ello tienes que darles alguna idea de tus áreas específicas de experiencia y de tus triunfos en tu carrera. Si ellos confían en lo que ven de ti, van a querer hacer negocios contigo.

Hay que aprender acerca de los individuos con los cuales tratas, probar conectar con ellos en otro nivel además de los negocios, como por ejemplo en algún deporte o hobby, ya que es la única forma de encontrar puntos comunes y conocerlos.

2. Visibilízate

Si no estás visible, no serás capaz de trabajar en red. Si la gente no sabe quién eres, no podrás comenzar a construir esas relaciones tan necesarias para tu éxito. Las pymes deben pensar en la construcción de relaciones como una prioridad, ya que es muy fácil quedar atrapado en el funcionamiento del día a día de tu negocio y dejar de lado esta tarea que requiere salir y comenzar a conectar con gente que este dentro del sector de tu negocio, ya que te puede ayudar a crecer y tu también los puedes ayudar a ellos.

3. Práctica

La única forma de mejorar la creación de redes es practicar. Una gran forma de construir la base de tu red es participar en un grupo de redes y estar activo en ese grupo de redes, que podrían ser las siguientes:

Redes informales: Compuestas por eventos de networking o personajes de la industria o tu sector de negocios.

Redes de conocimiento: Compuestas por profesionales de distintas áreas.

Redes de contacto: Grupos que se reúnen a menudo para construir relaciones profesionales.

Redes en línea: Plataformas de medios sociales como LinkdIn, donde puedes conectar con cientos de personas.

Si eres tímido, puedes probar subir algunos temas de conversación interesantes y incitar a que otros respondan.

Lenguaje

4. Diversificar tus contactos

La red social no sólo debe ser grande, sino que también debe ser muy diversa. Si sólo conoces personas que son igual que tú, la red se restringe. Tener contacto con gente fuera de tu industria o grupo social te permite construir “conectores” que te pueden poner en contacto con otras personas que nunca habrías conocido de otra manera. Hacer esto te puede ayudar de una forma increíble.

5. Mantener tu red

La red no será eficaz si no se mantiene. Usa tus momentos libres para enviar e-mails o llamar a alguien. Mantener fresco los contactos es la clave para mantenerlos vivos. Recuerda los cumpleaños, las fechas importantes, los nombres de los cónyugues y organízales un saludo para esos días, o una reunión con los compañeros de trabajo, o simplemente enviarles un saludo a través de su Facebook. Todas esas cosas cuentan como creación de redes y debes utilizar todas las vías posibles, tan a menudo como sea posible.

6. Devolver favores

A menudo las personas olvidan devolver favores. El trabajo en red eficaz consiste en conseguir lo que quieres, pero es igualmente importante cumplir con las necesidades de los demás también. Tienes que establecerte como una persona a la que otros buscan cuando necesitan algo, como por ejemplo sugerir a alguien para algún trabajo o poner a alguien en contacto con algún conocido.

La clave para el establecimiento de una red eficaz es tener en cuenta que se está trabajando continuamente para construir relaciones duraderas y profundas con tus contactos profesionales.

empresa

Consejos para emprender

Los empresarios más exitosos han pasado por momento muy buenos, y otros muy malos también. De esas experiencias tan diversas, todos han aprendido algunas cosas comunes que se pueden traducir en consejos para un emprendedor principiante, de las que hablaremos aquí.

empresa

Consejos para un emprendedor

1. Toma riesgos

No existe en el mundo empresario que te diga lo contrario. Una de las partes más emocionantes de ser empresario, es la adrenalina y euforia que se produce al ver que algo funciona.

2. Escribe tus ideas a diario

Cualquiera que diga que las ideas no valen nada, es porque nunca tuvo ninguna buena idea. No hay que oír esos comentarios provenientes de cerebros vacíos. Debes darte el trabajo creativo de escribir 10 ideas nuevas para resolver algún problema cada noche. Luego lee y repasa tu máquina de ideas y deja volar tu imaginación, no te darás cuenta cuando estés implementando más de alguna de esas ideas con éxito.

3. Enseña a otros

En la red encontrarás sitios donde podrás ofrecer tu ayuda a otros emprendedores. Hacer este esfuerzo te ayudará a fortalecer tu red y le ayudas a otras personas a obtener el éxito que desea, lo cual te obliga a mantener tus pensamientos en modo “positivo”.

4. Establece una red

Tu grupo de pares va a estar contigo siempre. Reúnete con ellos, aprende de ellos y establece una red con ellos.

Comparte tu experiencia y background con tus contactos, incluso si sólo has sido empresario por un mes, hay otros que sólo han sido empresarios por un día.

5. Escucha consejos

Siempre hay que estar abierto a oír consejos. En el momento menos esperado aparece el consejo correcto, que será valioso para tu negocio y tu vida.

6. Selecciona lo que escuchas

Así como hay que estar abierto a oír consejos, también hay que seleccionar lo que oyes. No hay que hacer caso a todo lo que te aconsejen. Tienes que confiar en tu intuición y aprender a confiar en tí mismo.

7. Trabaja con gente que te gusta

Esto es muy importante. Si no te gusta la gente con la cual trabajas, nunca serás capaz de maximizar tus oportunidades y prosperar.

8. Desconéctate

Es fácil encerrarse en una habitación y trabajar todo el día y toda la noche. Aprender a desconectarse en tan importante como darse tiempo para trabajar duro. Tu cerebro necesita ayuda para resolver los problemas del día a día, y esa ayuda se la da el descanso. Este, más que un consejo, es una lección a seguir.

9. Establece una marca personal

No importa lo que hagas, lo importante es hacerte de una marca personal fuerte. Como empresario, la marca que te hagas de tí mismo es la única seguridad real.

10. Comprométete a un entrenamiento regular

Entrena tu cuerpo todos los días. Uno de los activos más importantes de un empresario es su salud. Puede que logres el mayor éxito del mundo, pero nada de eso tendrá valor si no tienes salud.

11. Aprende todos los días

El espíritu empresarial consiste en tratar de resolver problemas y aprender sobre la marcha. Siempre es emocionante aprender cosas nuevas, y disfrutar esa parte de la iniciativa empresarial.

12. Escribe lo que aprendas

Anotando las cosas que aprendas a diario, verás que acumulas una gran cantidad de conocimiento. Hay días que serán más difíciles que otros, y si tienes un diario de todas las cosas que has aprendido, tendrás más fuerza cuando te sientas débil.

El aprendizaje es una activo valioso, y sus lecciones pueden ayudarte cuando no tengas ningún dinero en el banco, dándote valor para seguir luchando.

empresario

13. Usa LinkedIn

LinkedIn es una herramienta de trabajo muy eficaz. A través de ella puedes ponerte en contacto con otras personas, mostrando tus logros y experiencia en el perfil.

14. Lee de todo

Dedicar unos minutos al día para leer blogs, periódicos, revistas y libros, en temáticas relacionadas y no relacionadas a tu negocio te hará más inteligente y culto. En resumen, te hará más atractivo.

15. Come sano

Los alimentos que consumes son la fuente de energía de tu cuerpo. Si comes sanamente, tendrás buenos niveles de energía y menos riesgo de sufrir problemas de salud, aumentando tus años de vida.

16. Trabaja a tiempo parcial

Si estás sin ingresos durante el período que estas con la puesta en marcha de tu empresa, puedes intentar con un trabajo a tiempo parcial, de modo que no sufras tanta tensión mental.

Tienes que ser lo más fuerte posible para dominar el mundo a través de los negocios, y la última cosa que quieres es pensar cómo pagar el alquiler del próximo mes. Con un trabajo a tiempo parcial, puedes ir dando a conocer tu nuevo negocio y potencialmente ganar usuarios o clientes, dependiendo del tipo de negocio que estés creando.

17. Pide ayuda

Deja el orgullo de lado y permite que otros te enseñen. Asumir una actitud humilde y pedir ayuda te ayudará a ganar respeto de la gente, ya que demuestras que valoras su experiencia y conocimientos.

18. Siempre positivo

Si eres un empresario, vive como un empresario. No hagas caso de personas negativas. Si no te funciona una idea, pasa a la siguiente. Tú eres un empresario y no importa que las cosas vayan bien o mal, que hayas tenido un éxito o un fracaso, siempre serás empresario.

19. Diviértete

Haz todo lo que quieras hacer, disfruta la vida, construye tu negocio y la cultura que siempre has soñado. La diversión es contagiosa, y te puede ayudar a atraer a los clientes adecuados, al equipo correcto y todas las oportunidades que necesitas.

trabajo-en-casa

Consejos para ser productivo al trabajar en casa

Trabajar desde casa es algo muy codiciado por la mayoría de los que hoy trabajan como empleados, ya que trabajar así significa no perder tiempo en el tráfico, no pasar frío en la calle, y mantener un horario muy flexible.

trabajo-en-casa

Pero conseguir que el trabajo en casa sea verdaderamente productivo, requiere de hábitos muy estrictos, ya que es fácil tentarse con la idea de levantarse tarde todos los días y comenzar a andar un poco más lento de lo habitual. Para que eso no te pase, aquí van algunos consejos para que trabajar en casa sea un desafío que te reditúe beneficios.

Consejos para ser productivo en casa

1. Actúa como todavía estuvieras trabajando

La casa normalmente está diseñada para darte el máximo confort y relajación, así que no es tan bueno para pensar en trabajar ahí, debido a que tu cerebro ya asocia el pijama y la televisión a largas jornadas de descanso.

Por este motivo, es necesario que en tu casa, habilites un espacio como oficina y que ese sea un espacio exclusivo de trabajo. A su vez, cada vez que te levantes, toma una ducha refrescante, ponte ropa tal como si fueras a salir a la oficina, tómate un café y ubícate en tu espacio de trabajo.

2. No trabajes en la cama

Siguiendo la línea del consejo anterior, no trabajes nunca en la cama, ya que los espacios de descanso deben destinarse solamente al descanso y nada más, caso contrario puede que comiences a sufrir los efectos del estrés y que al llegar la noche no puedas dormir bien.

3. Busca otro ambiente

A pesar que en tu casa podrías trabajar perfectamente bien en tu espacio delimitado al trabajo, también se ha comprobado que cambiar de ambiente refresca la creatividad y trae múltiples beneficios.

Prueba a ir a trabajar una vez a la semana a un café, de modo que tu productividad se eleve y tus niveles cognitivos se pongan alerta. Si no puedes salir de casa porque no tienes opción, entonces prueba a poner música de ambiente distinta.

4. Comunícate

Contar con las herramientas de comunicación adecuadas y usarlas a menudo, te sirve para estar en contacto con la realidad de tu ex trabajo en la oficina. Siempre es bueno mantener los contactos de negocios y de ex trabajos, y que de ahí puedes extraer información relevante para tu nueva actividad en casa.

Entre las herramientas comunicacionales a tener en cuenta tienes, el correo electrónico, que es ideal para compartir o solicitar documentos o recursos, los chats, donde puedes obtener respuestas rápidas a consultas urgentes, las llamadas de video, donde te puedes reunir con una o más personas frente a frente, o al menos, casi como si lo estuvieran.

5. Minimiza las distracciones

Haz un esfuerzo consciente para eliminar las distracciones durante tus horas de trabajo en casa. Olvídate de los programas de música, de las mascotas y conversa con tus hijos para que te permitan trabajar tranquilo durante ciertas horas en el día. Si es necesario, busca ayuda y apoyo para el cuidado de los niños durante tu horario de trabajo en casa, y así te concentras en mantenerte productivo y cumplir con tus plazos.

trabajo5

6. Limita las visitas

El hecho que estés en casa todo el día, no significa que estés disponible para cada visita que llegue. Si tienes la mala suerte de tener que atender a alguien, excúsate y indícale que tienes algo que cumplir en ese momento, y no le puedes atender.

7. Prepara tu entorno

Para trabajar desde casa es necesario que te administres del mismo modo que si estuvieras en la oficina, en cuanto a proveerte de los suministros mínimos para trabajar bien. Esto quiere decir que debes tener suficientes lápices, hojas, café, impresora y todo lo necesario para evitar distraerte.

No olvides tener una buena silla de oficina y la iluminación adecuada.

8. Comer sano

Planifica tus comidas en tus ratos libres, de modo que sigas una pauta saludable de nutrición, la cual te servirá para mantenerte concentrado en tu trabajo, lo cual redunda en un trabajo más productivo.

9. Descansa

Hay muchos estudios que demuestran que tomarte descansos de unos 15 minutos por cada hora de trabajo te hace ser más productivo. Los períodos de descanso te ayudan a mantener tu cerebro renovado y mejor preparado para asumir nuevos desafíos.

reuniones

Claves para tener reuniones efectivas

Las reuniones son parte esencial en la vida de cada organización, y tu capacidad de ejecutar reuniones eficaces, junto a tus habilidades de gestión serán una parte fundamental en el éxito de estas.

reuniones

Para liderar reuniones, hay una serie de cosas que deberías mantener siempre en mente. Aquí veremos 5 de esas cosas que debes tener siempre presente al momento de liderar una reunión.

Consejos para gestionar reuniones eficaces

1. Comienza con un propósito

Una de las tareas más importantes para hacer como líder, es mejorar tu capacidad de gestión y celebrar reuniones eficaces requiere tener siempre una planificación de estas, de modo que tengan una finalidad.

Cuando todo el mundo se sienta, tu dices “tenemos esta reunión de hoy, para lograr estas metas y estos objetivos”. En la apertura de las reuniones, que no deben durar mas de 5 o 7 minutos, tienes que establecer las bases, los parámetros y los términos de referencia para decirle a todos los presentes por qué están ahí, por cuanto tiempo y lo que tienen que llevar a cabo.

Para mejorar las habilidades de gestión durante una reunión hay que ser específico y puntual también. Asegúrate de anunciar la duración de la reunión, lo cual debe quedar estipulado en la pauta.

Comienza tu reunión a la hora y no penalices a aquellos que llegaron a tiempo por causa de quienes llegan tarde. Si alguien llega tarde, no tienes que repetir lo ue ya esta dicho, ya verás como entienden el mensaje y eso te ayuda a mejorar la gestión.

2. Fomentar la discusión abierta

Es muy importante recibir el aporte de todo el mundo, no sólo de aquellas personas que tienen mucho que aportar y están dispuestas, sino de aquellas que son más tímidas y menos propensas a hablar. Tienes que recordar que los líderes no dominan, sino que deben asumir un rol facilitador, evitando acaparar la discusión.

Siempre que puedas, asigna la responsabilidad de gestionar las reuniones a otra persona, de modo que se vayan construyendo habilidades de gestión de reuniones en tus subordinados.

Mantén el foco de la reunión siempre, de modo que la reunión sea eficaz y te ahorre tiempo.

3. Presiona para el cierre

Una vez que comienzas a hablar de un tema, discútelo a fondo y mantén el foco para resolver el problema, decidir quién va a hacer qué y cuando, antes de pasar al siguiente tema.

La incapacidad de mantener el rumbo y presionar para el cierre son dos factores que hacen perder tiempo, y son de las principales quejas de personas que asisten a reuniones no efectivas.

4. Resume el punto principal

Resumir los avances y decisiones al final de cada reunión es un deber para que todo avance. También que todos entiendas quién estará a cargo de las soluciones y los plazos. Finalmente, se piden los aportes de cada uno para cerrar el acuerdo definido. Lograr que las personas se comprometan públicamente es una herramienta muy potente en la gestión de empresas, ya que mantiene despiertos a los involucrados al saber que están siendo observados.

reuniones

5. Mantén un registro

Cerrar las reuniones con un registro de todo lo acordado y dicho, es tan importante como el desarrollo de la reunión misma. Puedes pedir que te hagan llegar preguntas o observaciones de este documento. Este es un paso final muy importante para efectuar reuniones más eficaces y mejorar tus habilidades de gestión.

tarifas

¿Cuánto cobrar por tus servicios?

Si trabajas de modo autónomo, puedes cobrar de diversas formas por tus servicios, tales como una cantidad fija por un proyecto completo, una tarifa por hora o una comisión por venta, todo dependerá de la modalidad de tu trabajo.

tarifas

Sin importar cómo se facture a tus clientes, lo primero que tienes que averiguar es cuánto cobrar, y sobre todo, tienes que tener claro si tu proyecto tendrá horas variables de trabajo, caso en el cual no podrás cobrar una cuota fija.  Aquí veremos algunos consejos para que sepas cómo fijar el precio de tu trabajo.

Determinando el precio de tus servicios

Si tienes experiencia como autónomo, probablemente ya sabes cuanto cobrar por tu trabajo, ya que estás familiarizado con las condiciones del mercado, sin embargo si recién estás empezando, y no sabes cuánto cobrar, intenta tener en cuenta estos dos aspectos para fijar el precio de tus servicios:

1.Calcular lo que debes cobrar en función de tus gastos.

2.Investigar el mercado para ver si tienes que ajustar tu tarifa hacia arriba o hacia abajo.

Calculando tu tarifa por horas

Todas las escuelas de negocio enseñan una fórmula estándar para la determinación de tarifa por hora. Suma tu costo de mano de obra y gastos generales, añade el beneficio que deseas ganar y luego divide por el total de horas trabajadas. Este ejercicio te debiera dar el mínimo que debes cobrar para cubrir tus gastos, pagándote un sueldo a ti mismo y obteniendo un beneficio.

Dependiendo de las condiciones de mercado, es posible que puedas cobrar más por tus servicios, o puede que incluso tenga que ser menos.

Determina tu salario anual

Para determinar cuanto vale tu trabajo, elige una cantidad de salario anual. Esto puede ser lo que ganaste por hacer un trabajo similar cuando eras empleado, o lo que otros ganan por un trabajo similar, o la cantidad que te gustaría ganar.

Con esto en mente, calcula tus gastos anuales, incluyendo todos los costos en los que incurres por hacer negocios, que incluyen por ejemplo:

  • Los gastos telefónicos
  • Equipo y mobiliario de oficina
  • Alquiler y servicios públicos
  • Artículos de papelería y suministros
  • Gastos de envío y entrega
  • Ayuda administrativa
  • Seguros para tu negocio
  • Comidas de negocio y entretención
  • Gastos de viaje
  • Membresías y asociaciones profesionales
  • Gastos legales y de contabilidad
  • Gastos de publicidad y marketing
  • Otros, como gastos médicos, impuestos, etc.

A continuación, elige tu margen de beneficios. Tienes derecho a percibir un beneficio por encima de tu salario y los gastos generales, ya que tu salario no cuenta como ganancia, porque es uno de los costos de hacer el negocio. El beneficio es la recompensa por tomar los riesgos de estar en el negocio. Con los beneficios puedes ampliar y desarrollar tu negocio y este se expresa como un porcentaje de los costos totales. Un beneficio de un 10% o 20% es lo común.

Determinar las horas de trabajo

Es necesario determinar cuantas horas vas a trabajar y facturar a lo largo del año. Suponiendo que vas a trabajar una semana por 40 horas, y que quieres tomar dos semanas de vacaciones al año, tendrás un máximo de 2.000 horas facturables al año, es decir 50 semanas x 40 horas.

Puede que las horas facturables bajen si pasas un porcentaje de tu tiempo en tareas que no se pueden facturar a los clientes, tales como contabilidad y facturación, o en la mejora de tus habilidades.

Para darte un ejemplo más concreto, tenemos el de Juan que ganó 50.000 euros en un año como empleado, y siente que debe recibir el mismo salario anual como autónomo. Si estima que sus costos anuales son de 20.000 euros al año y él quiere un beneficio de un 10%, trabajando 1.500 horas al año, Juan tiene que hacer el siguiente cálculo:

Salario y gastos generales: 70.000 euros/año.

Beneficio 10%: 77.000 euros/año.

Finalmente, divide sus horas facturables anuales para llegar a su tarifa por hora: 77.000/1.500=51,33 euros por hora. Esta sería la tarifa mínima a cobrar por Juan para quedar en equilibrio con sus costos y margen de beneficios.

Dependiendo de las condiciones de mercado, Juan tendrá que cobrar un poco más o menos incluso.

Investiga el mercado

Es necesario fijar una tarifa realista, por lo tanto, tienes que salir a mirar el mercado y averiguar cuanto cobran otros autónomos por servicios similares.

computador

¿Cómo investigar el mercado?

  • Contactando a asociaciones profesionales de tu campo y averiguar.
  • Hablar con clientes potenciales, asistiendo a ferias y convenciones de negocios.
  • Preguntarle a otros autónomos lo que cobran.

Si puedes cubrir tu tarifa por hora esta dentro del mercado no tienes de qué preocuparte, pero si tu trabajo es altamente especializado y hacer el trabajo requiere de habilidades muy precisas, no temas cobrar más de lo que cobran otros. Muchos están dispuestos a pagar más por un trabajo de mayor calidad.

Hacer un contrato por servicios

Una vez que tienes decidido lo que vas a cobrar, asegúrate de hacer un contrato con cada cliente, donde quede estipuladas las condiciones del servicio, y todo lo que incluye y no incluye, y su tarifa por hora o por proyecto completo, más los plazos involucrados en su realización.

despedido

Abandonar el trabajo para crear una empresa

Todo el mundo tiene días malos en el trabajo, incluso durante largos períodos de tiempo, sintiéndose desanimados por su trabajo, pero hay que saber distinguir entre una insatisfacción ocasional ordinaria y un desajuste estructural genuino.

despedido

Hay que identificar en algún momento, si estás realmente preparado para seguir adelante con tu propia empresa, y armar el camino para emprender si esa es realmente tu mejor posición.

¿Qué dicen los expertos?

Por lo general, las personas que renuncian a su trabajo quedan muy perturbadas en lo personal, y esto afecta negativamente su carrera, ya que quedan en una situación indeseable que va evolucionando para peor.

Aunque hay muchas personas con gran descontento laboral, a menudo es más fácil quedarse donde mismo y no actuar. Actuar y enfrentarse a la incertidumbre dejando de lado malos puestos de trabajo implica orientarse a resultados, y liderar un negocio, empresa que puede salir muy bien, o muy mal.

Antes de decidir si estás realmente preparado para renunciar a tu trabajo, intenta indagar primero en los siguientes aspectos.

Profundiza en los síntomas

Comienza a averiguar si tu falta de entusiasmo y interés recae sobre tu trabajo en general, o sobre actividades específicas del día a día.

No es lo mismo que todo en general te moleste a que estés molesto con algunos aspectos específicos y puntuales de tu trabajo.

¿Cómo saber si el descontento es con todo tu trabajo?

Esto es un problema que se puede comparar con el de los fumadores que siempre dicen que dejarán de fumar, y finalmente nunca lo hacen. Todos esos comienzos poco prometedores esconden un problema subyacente.

Si tú no quieres el trabajo de tu jefe, tienes que pensar seriamente en lo que se viene, ya que lo más probable es que tus compañeros más motivados pronto vayan subiendo sus responsabilidades, creándote más insatisfacción en el trabajo.

Cuando tienes un rendimiento insuficiente, ya tienes una pista que te indica que algo anda mal. Puede ser que te estén asignando un trabajo demasiado grande, o que no haya suficientes recursos para hacerlo, o que tú no tengas las habilidades y experiencia requeridas.

Hay que preguntarse si los costos de permanecer en un trabajo insatisfactorio son razonables y aceptables para ti, ya que al permanecer en esa situación, estás paralelamente perdiendo otras oportunidades y asumiendo un costo emocional que tal vez no valga la pena.

Ir probando

Para que vayas explorando más a fondo si estás listo para salir a independizarte, tienes que hacer algunas pruebas para evaluar tu percepción de realidad.

Como bien decían por ahí, es mejor confiar en la información obtenida de la interacción con la gente real en lugar de girar en torno a una silla encerrado en una oficina. Si crees que tu jefatura está abierta a una conversación, pueden plantearle tu idea y preguntarle cómo te percibe en ese papel (de empresario).

Si crees que tu jefe no estará abierto a ese tipo de discusión, tienes que mirar tus últimas dos evaluaciones de desempeño anuales. Ve si los resultados te hacen sentir con poder o desazón, y si tu rendimiento se ha estancado pese a tu mejor esfuerzo, es mejor que dejes tu empleo antes que hagas más daño a tu propia reputación. También debes comprobar si hay un desajuste revisando las tareas que te encomienda tu jefe, y si descubres que no está apreciando tus habilidades, es hora de seguir adelante con tu plan.

Averigua los riesgos

Antes de tomar la decisión final, asegúrate de haber evaluado todos los aspectos negativos. Incluso si estás seguro de estar en el trabajo equivocado, piensa que corres riesgo, ya que podrías dañar las relaciones que existen, pierdes ingresos necesarios, y manchas tu hoja de vida en algunos casos.

Esto podría volverse realmente problemático si tuvieras que volver a buscar otro empleo, ya que se puede dañar tu reputación, así que una decisión como esta, solo debería ser tomada de una sola vez y con seguridad.

Identifica tu idea de negocio

Para mitigar el riesgo de salir de tu empleo estable, tienes que por lo menos tener lista una idea o varias en mente, e ir trabajando en tu plan de negocios.

Salir por la puerta ancha

Aunque despedir a tu jefe un lunes bien temprano sea tentador, no hay nada peor que salir de un trabajo de mala manera. La forma de salir es tan importante como la forma de llegar, así que consulta tu necesidad de independizarte con el máximo de personas que te importan, luego ve si lo puedes hablar con tu jefe para ir saliendo de modo gradual.

carta renuncia

Entonces, en resumen, las preguntas clave para saber si tienes que renunciar a tu trabajo son si estás haciendo el trabajo correcto, de la manera correcta, el costo que asumes por hacer ese trabajo y hacer preguntas acerca de tu idea de independizarte con tu entorno más inmediato. Finalmente, si tienes algunas ideas para comenzar algún negocio, trabaja en tu plan y ponlo en marcha si quieres salir. A veces, el costo de permanecer en un empleo superan los beneficios.

Procura, antes de salir de tu trabajo, tener suficientes reservas económicas para sobrevivir unos meses con tranquilidad y darte unas merecidas vacaciones.

Madrid

Zonas francas urbanas para emprendedores en Madrid

En Madrid se crearon durante el año 2011, varias zonas francas urbanas, entre las que encontramos el barrio Las Letras, barrio La Chueca, La Latina y Huertas entre otros.

Madrid

En estas zonas francas urbanas, los emprendedores con nuevas empresas se pudieron beneficiar del uso de zonas especiales en las cuales hay una exención impositiva total, para todas las empresas relacionadas al sector de industrias culturales y creativas.

Incentivando el emprendimiento

El alcalde de Madrid, cuando puso en marcha esta iniciativa,  siempre dijo que el fracaso era la antesala del éxito, y por este motivo tenía gran interés en apoyar a los emprendedores para que den lo mejor de sí mismos, independiente de los resultados que obtengan en el corto plazo, ya que la perseverancia va marcando la diferencia.

Madrid ha sido pionera en crear estos espacios de apoyo a las industrias culturales y creativas, donde se fomenta no sólo el desarrollo de negocios, sino también el turismo, ya que paralelamente se van organizando eventos que tienen por objetivo atraer al público que va por turismo a la ciudad.

Las zonas francas urbanas, a diferencia de las zonas francas que normalmente se utilizan para el transporte de mercancías, tienen la ventaja de beneficiar a pymes y autónomos dentro del casco histórico de la ciudad, que no tienen que cambiar de sector económico hacia el de la exportación o importación para obtener algún beneficio en este sentido.

Cómo beneficiarse de las zonas francas urbanas

En el Ayuntamiento de Madrid, no sólo está la posibilidad de quedar exentos impuestos al 100%, sino que hay todavía incentivos extra a los que pueden acudir los emprendedores y autónomos. Para quedar libres del pago total del impuestos, por ejemplo, deben cumplir el requisito de haber creado su empresa con posterioridad al año 2011.

Para beneficiarse de las ayudas económicas que se pusieron en marcha para modernizar las instalaciones de los mercados y sus locales integrados, se debe postular a las convocatorias que se efectúan cada año. Estas ayudas adicionales permiten financiar hasta en un 30% la construcción, reforma o modernización de los mercados existentes, y en algunos casos, también financian algún equipamiento.

Otros apoyos al emprendimiento

En el Ayuntamiento de Madrid, verán que hay adicionalmente, una serie de beneficios que incluyen la Ventanilla Única del Emprendedor, el Punto de Atención al Emprendedor, Servicios a empresas de reciente creación, actividades de promoción al emprendimiento, creación y crecimiento de las pymes, gestión de la Red de Viveros de Empresas, Fomento a la Actividad Comercial y Promoción Económica de la Ciudad.

Todas estas herramientas de apoyo, permiten primeramente informarse de todos los incentivos y beneficios que tiene insertarse en el Ayuntamiento con un emprendimiento que dinamice la zona, para luego pasar a hacer efectivas las solicitudes y tramitaciones necesarias que den forma a la empresa.

emprendedor

Las Ventanillas Únicas tienen la ventaja de reunir en un sólo lugar toda la información necesaria para crear y poner en funcionamiento una empresa, además de los incentivos a los que puede acogerse ésta una vez que ya está en funcionamiento, ya sea de modo individual como asociativo.

En lo que queda del año, se efectuarán varias Ferias temáticas, como la ExpoFood  que ayudarán a difundir las iniciativas que se han creado últimamente. También está el ciclo de charlas Top Entrepreneur, que se hace de modo permanente para mantener informados y comprometidos con sus proyectos, a los emprendedores interesados en participar en ellas, además de servirles como fuente de inspiración al poder oír la experiencia de personas que ya pasaron por el largo camino de iniciar una empresa desde cero.

 

Emprendedor

Trabajos por los que todo emprendedor debería pasar antes de iniciar una empresa

Todos los emprendedores deberían pasar por al menos un par de trabajos relacionados al área comercial y de gestión de personas antes de iniciar su propia empresa, ya que esa experiencia lo enriquece con conocimientos que de otro modo, tendría que adquirir a golpes durante el desarrollo de su empresa. Incluso de los malos jefes que tenga podrá aprender valiosas lecciones.

Emprendedor

Veamos a continuación, cuáles son las principales habilidades que debe tener un emprendedor al momento de iniciar su empresa, y la importancia de ciertos trabajos para adquirir la experiencia suficiente en todo lo que concierne a esas habilidades.

Las habilidades que debe desarrollar un emprendedor

Aunque es posible que tengas todas las habilidades que comparten la mayoría de los emprendedores exitosos, lo cierto es que siempre hay algo que mejorar, ¿y qué mejor que hacerlo con el dinero de otros?, si trabajas como dependiente aprendes, aplicas conocimientos adquiridos y te vuelves cada vez más hábil.

Entre esas habilidades necesarias que debe tener todo emprendedor, están:

  • La capacidad de empatizar con otros
  • El liderazgo
  • Visión
  • Habilidad comercial
  • La capacidad de resolver problemas complejos
  • La creatividad
  • Comunicación efectiva
  • Actitud y proactividad
  • Resiliencia y resistencia a la frustración
  • Capacidad de trabajar bajo presión y con personas que no siempre te agraden

Como verás, son muchas cosas que todo emprendedor debe experimentar antes de lanzar su propio negocio, y es bueno que este conocimiento lo adquiera antes, ya que tendrá una experiencia muy valiosa, que le permitirá detectar el ambiente laboral que se este gestando en su propia empresa, y podrá tomar acciones a tiempo para corregir desviaciones que impidan hacer crecer un ambiente laboral saludable entre sus colaboradores.

Trabajos por los que debe pasar todo emprendedor

Ventas: Aprender a vender es algo que deberás hacer si quieres que tu empresa sea exitosa. Aunque es un oficio que no goza de gran prestigio, cuando se aprende a vender, puedes ser capaz de generar ingresos vendiendo humo, y si, es cierto, ¿recuerdas a los afamados estafadores de empresas piramidales?, siempre hay casos y esto pasa porque detrás de todo negocio que funciona, hay buenos vendedores, gente que sabe persuadir a otros y hacerles comprar algo, aunque no lo necesiten.

Errores

Cuidar niños: Cuando cuidas niños, aprendes a liderar equipos. Tienes que aprender a tratar con otros y seducirlos para que sigan tus ideas aunque estén más ocupados en otros asuntos. Los niños son un desafío en buena parte de los casos, así que si tienes la oportunidad de trabajar cuidando niños, sacándolos a pasear y entretenerlos, tienes una excelente oportunidad para aprender a conducir a otros con firmeza y a la vez delicadeza. Verás como aflora tu psicólogo innato y te haces el líder de la manada, de lo contrario, te comen.

Call center: Suena gracioso, pero un agente de call center tiene que desarrollar una tolerancia a la frustración enorme, al tener que soportar a clientes insoportables, y darles una solución a sus problemas, o al menos la esperanza de que la tendrán. Con este trabajo aprendes a desmarcar tus propias emociones del trabajo y a enfrentarte con gente tóxica y difícil de un modo elegante y sutil.

trabajar

Vuelta al trabajo; ¿estamos preparados?

Volver al trabajo después de unas merecidas vacaciones, o después de un largo periodo de paro, puede resultar agobiante si no te preparas física y psicológicamente para enfrentar esos primeros días.

trabajar

La clave para superar esos primeros días de rutina laboral, que son los más difíciles de la vuelta al trabajo, es planificarte bien. Aquí os daremos algunos consejos para que te puedas organizar mejor y el regreso al trabajo sea más llevadero.

Organizándote para volver al trabajo

Establece prioridades: Más o menos sabes cuanto tiempo te toma cada tarea en tu trabajo así que establece prioridades. Tu mejor que nadie manejas tus tiempos, así que anota los asuntos más relevantes, y termínalos antes de tomar nuevas tareas y funciones.

Inicio gradual: Esto de volver al trabajo es igual que cuando regresas a entrenarte al gimnasio. Todo debe ser de modo gradual, para que te vayas templando, y no te causes lesiones. Pretender hacer todo al primer día es un gran error, que puede costarte una enfermedad.

Decide que tareas no son imprescindibles y déjalas a un lado hasta que termines las que realmente son urgentes de realizar. Establecer tiempos y prioridades es esencial en tus primeros días.

Delega: Cargarte con todo no es la clave para hacer mejor tu trabajo. Lo que mejor puedes hacer es delegar y supervisar el cumplimiento de las tareas de modo frecuente. Si tienes la posibilidad de hacerlo, hazlo o comparte responsabilidades con tus colegas, pero nunca te sobrecargues, porque sino, te estresaras y seguramente lo pasarás muy mal.

Aliméntate bien: Durante los períodos de paro o durante las vacaciones, nos alimentamos mejor que nunca, ya que nos podemos cocinar y elegir cada cosa, así que volver al trabajo también implica comer de un modo más desordenado y fuera de horario. Trata de organizar tus comidas y de elegir las mejores para tu nutrir tu cuerpo, eligiendo los alimentos balanceados, bajos en grasas y calorías.

Actitud: Una actitud positiva y entusiasta, será de gran ayuda para que tu regreso al trabajo sea fenomenal. Las emociones se transmiten y potencian cuando las compartes con otros, así que no se te ocurra estar negativo, sino todo se hará más pesado y el panorama así no mejora.

Reorganiza tareas: Cambiar ciertas rutinas como la hora de ir al café, las personas con las que vas y dejar para la tarde las cosas más livianas, dejando para las primeras horas del día las más pesadas, será una manera de reorganizar tus tareas y no estresarte en tus primeros días.

No llevar tareas a casa: Nunca se te ocurra irte con más trabajo a casa. Aparte de no darte un respiro, no podrás reponerte de toda la jornada que has cumplido en el día, y eso será pésimo para tu salud.

vuelta-trabajo

No dejar asuntos pendientes: Cuando salgas de vacaciones, intenta no dejar nada de asuntos pendientes que debas ver con urgencia a tu regreso. Si es inevitable dejar asuntos abiertos, intenta que sean los menos posibles.

Duerme lo suficiente: Debes reponerte bien en tus primeros días de vuelta al trabajo sobre todo, no dejarte estar ni quedarte leyendo hasta la madrugada. hay que darse espacio para todo y en especial para el merecido descanso, que no somos máquinas.

Ejercicios de relajación: Mientras estés en la oficina, practica ejercicios de estiramiento que sean posibles de realizar en tu misma silla. Párate y da una vuelta. Todos los terapeutas ocupacionales dicen que tienes que moverte cada 20 minutos al menos un poco para mantenerte activo y no provocar atrofias en tu cuerpo.