excedencialaboral

Tipos de excedencia laboral

La excedencia es la suspensión de la relación laboral por un determinado periodo de tiempo, a fin que el trabajador pueda dedicarse a otras actividades o incluso pueda ir a trabajar a otra empresa durante un tiempo. Las excedencias pueden ser voluntarias o involuntarias, y dentro de estas categorías hay subcategorías que veremos a continuación para poder comprenderlas un poco más.

Para encontrar mayor detalle de la información, en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social encontrarán publicada una guía laboral donde está todo lo que necesitan para aclarar sus dudas. Hay un capítulo en esa guía, donde se habla de la suspensión y extinción del contrato de trabajo, y se explica las excedencias, sus características y implicancias en el empleo.

excedencialaboral

¿Qué tipos de excedencias existen?

Las excedencias laborales se diferencian unas de otras por la situación que las origina, y así es como encontramos tres tipos básicos de excedencias.

1. Las excedencias voluntarias: En estos casos es el trabajador quien solicita la suspensión del contrato de trabajo por un lapso de tiempo determinado, conservando su derecho a reincorporarse en su puesto o otro equivalente. Hay varios tipos de excedencias voluntarias, que veremos a continuación:

1.1. Excedencia voluntaria: Para solicitarla, se debe tener un año de antigüedad en la empresa, y no se debe haber tenido otra excedencia en los cuatro años anteriores. Una excedencia puede durar desde cuatro meses hasta cinco años y puede regresar a la empresa para ocupar su mismo cargo o otro equivalente y en caso de vacancia de algún cargo, tiene preferencia sobre los demás postulantes.

1.2. Excedencia por cuidado de hijos: Se concede en caso de nacimiento, adopción y acogida de un menor y puede durar como máximo tres años. Para el regreso, se garantiza el regreso al mismo cargo hasta por un año y si es después puede ser otro equivalente.

1.3. Excedencia por cuidado de familiares: Se concede cuando hay enfermedades graves de familiares hasta de segundo grado, y pueden tener una duración máxima de dos años. También se garantiza por un año el regreso al mismo cargo y si es más adelante puede ser uno equivalente.

1.4. Excedencia pactada: Se acuerda entre el trabajador y la empresa en las condiciones que decidan. El periodo de excedencia no computa para efecto de cotizaciones.

Woman balancing career and family

 

2. Excedencia forzosa: Causan la suspensión del contrato de trabajo, y se distinguen principalmente por las siguientes razones:

2.1. Excedencia por ejercicio de cargo público: Suspende el contrato de trabajo cuando el trabajador es elegido para ejercer un cargo público. Su duración puede ser igual al periodo de ejercicio del cargo público. Se debe solicitar la reincorporación a la empresa dentro de 30 días desde que cesa el cargo publico.

2.2. Excedencia por función sindical: Cuando se ejerce funciones sindicales, se reserva el puesto y el computo de antigüedad mientras dura el cargo sindical. Debe tratarse de un cargo sindical de elección interna y con capacidad de decisión y debe tratarse de organizaciones sindicales representativas que tengan poder de decisión.

firmacontrato

Tipos de contratos vigentes 2016

Comprender los contratos de trabajo puede ser algo muy complicado, dado lo extenso que resulta analizar sus implicancias legales y requisitos, para eso te vamos a exponer de modo general, los principales tipos de contratos de trabajo vigentes para este año 2016 en España, lo cual es muy importante conocer, ya que a la hora de un despido injustificado, tienes que saber cuáles son tus derechos básicos como trabajador.

firmacontrato

Tipos de contratos de trabajo:

Hay dos tipos de contratos de trabajo, que se pueden subclasificar después según el objeto del mismo, y estos son:

  • Los contratos indefinidos.
  • Los contratos temporales.

En el primero grupo entran los contratos a tiempo parcial con relación indefinida, los indefinidos ordinarios e indefinidos de fomento del empleo y en el segundo grupo entran todos los demás. Veamos a continuación los tipos de contratos que hay para los trabajadores, considerando que pueden ser indefinidos o temporales.

Los contratos de trabajo estándar son:

Con estándar nos referimos a que estos contratos te los deben hacer siempre en un modelo o formato estándar, para que sea legal, por eso antes de firmar el contrato, debes saber qué tipo de contrato será para verificar el formato antes de ir a firmarlo.

  • Los contratos en prácticas
  • Los contratos para la formación y aprendizaje
  • Los contratos a tiempo parcial
  • Los contratos fijo-continuo
  • Los contratos de relevo
  • Los contratos de trabajo a domicilio
  • Los contratos por obra o servicio
  • Los contratos de inserción

Requisitos legales mínimos para celebrar un contrato

Todos los contratos, debes saber que si no se han efectuado por escrito, se entenderán como celebrados a tiempo indefinido y a jornada completa, a menos que se pruebe lo contrario, pero debes estar tranquilo que el peso de la prueba siempre recaerá sobre el empleador, que debe preocuparse de escriturar el contrato dentro de los plazos legales.

contratodetrabajo

Además, un contrato debe contener como mínimo:

  • Los datos de la empresa y el trabajador.
  • La fecha de inicio del trabajo y su duración.
  • El tipo de contrato.
  • El objeto del contrato, detallando tus funciones y cargo.
  • Establecer las condiciones de trabajo, el lugar, días, horarios.
  • Indicar si hay periodo de prueba.
  • Indicar duración de las vacaciones.
  • Detallar la remuneración.
  • Indicar convenios colectivos aplicables.

Una vez firmado por ambas partes, el contrato debe presentarse en la oficina del INEM que corresponda.

¿Quiénes pueden celebrar un contrato de trabajo?

Todos sabemos que hay personas que no tienen la facultad suficinte para firmar un contrato de trabajo, como los menores de 16 años, pero de 16 o más años, si no han sido incapacitados para obrar por medio de sentencia judicial, pueden celebrar contrato de trabajo sin problemas.

Los menores de 16 años, pueden celebrar un contrato, siempre y cuando tengan la autorización de sus padres o tutores y del organismo competente.

Los menores de 18 años no pueden trabajar en horarios nocturnos, que va entre las diez de la noche y las seis de la mañana, así como tampoco podrán hacer horas extras o prestar servicios en lugares que no sean adecuados para los menores.

Para conocer en detalle los contratos de trabajo que existen, puedes acceder al sitio www.empleo.gob.es, donde verás que hay un documental muy completo y explicativo que te ayudará a resolver todas las dudas.