vigilancia-tecnologica

Vigilancia tecnológica para las pymes de Madrid

Aunque la primera impresión que produzca escuchar de vigilancia tecnológica en pymes sean aparatos espías repartidos por toda la empresa, lo real está muy lejos de eso.

vigilancia-tecnologica

La vigilancia tecnológica es un concepto que implica observar el entorno, ya sea en el ámbito tecnológico, social, comercial o económico, a fin de detectar las oportunidades y amenazas abiertas a la empresa y tomar en base a esto, mejores decisiones, anticipandose a los cambios.

Qué es la vigilancia tecnológica

El concepto engloba todo lo que sea investigar el entorno de la empresa, buscandose la información que sea útil para su crecimiento y la toma de decisiones estratégicas.

La vigilancia tecnológica permite detectar las innovaciones que van apareciendo en el mercado, y son aplicables a mejorar la performance de la empresa, constribuyendose a su supervivencia en el largo plazo, ya que la idea que subyace a todo esto, es hacerla más competitiva.

Dónde aplicar la vigilancia tecnológica

Hay varios ámbitos donde se puede aplicar la vigilancia tecnológica, encontrándose información útil para el desempeño competitivo de la empresa. Entre estos ámbitos encontramos los siguientes:

1. El competitivo: Vigilar de cerca a los competidores actuales y potenciales permite enterarse del destino de las inversiones que estos están haciendo, de sus tiempos de respuesta, del tipo de clientes que tienen, de cómo están organizados, su situación financiera y cómo se compone la cadena de valor. También se vigila las técnicas de venta de los competidores, la estrategia de distribución y su política de comunicación.

2. El comercial: Se vigila a los clientes, los proveedores, la estrategia de los competidores, el tipo de empleado que tienen, los productos, los proveedores.

3. El tecnológico: Este ámbito implica vigilar de cerca los avances científicos, los nuevos procesos de fabricación que van apareciendo, las tecnologías involucradas en nuevas patentes y proyectos, ademas de buscarse tecnologías sustitutas, que podrían ayudar a mejorar procesos, productos o incluso empujar la aparición de otros nuevos, más eficientes en el uso de recursos.

vigilancia

4. El entorno: Este ámbito implica vigilar de cerca todo lo que es marco regulatorio, político, aranceles, cultura, medioambiente y reglamentaciones. Todo lo que no dependa de la empresa y le afecta directamente producto de estos cambios es importante tenerlo presente.

La vigilancia tecnológica es un eje de trabajo interesante para encontrar nuevos procedimientos y tecnologías que ayuden a producir sustitutos de lo que ya hay, además de empujar a que estos se produzcan de modo más eficiente.

Esto aplica no sólo para empresas productivas o que tengan un eje de investigación y desarrollo fuerte, sino que también sirve a universidades y institutos de investigación, donde es necesario estar al corriente de todo lo nuevo que va apareciendo en el entorno.

union

UTE: la unión temporal de empresas

La UTE, o Unión Temporal de Empresas, permite a un conjunto de empresas, beneficiarse de algunos privilegios tributarios, aunque no tengan una forma jurídica pre establecida. De igual forma tienen que responder de forma solidario frente a terceros por sus actos.
ute (1)

¿Por qué se creó esta figura?, ¿cuáles son sus beneficios?, ésta y otras preguntas las resolveremos en adelante.

La UTE

La Unión Temporal de Empresas, es un sistema de colaboración finito, es decir, que dura un tiempo determinado o indeterminado, para que se pueda ejecutar una obra, servicio o suministro entre varias empresas unidas.

Requisitos de las UTE

Para que las UTE puedan aprovechar los beneficios tributarios que le corresponden, tienen que cumplirse algunos requisitos, que serían los siguientes:

  • Las empresas miembros deben ser personas jurídicas residentes en España o el Extranjero y los rendimientos que obtengan las personas naturales que sean parte de la unión, deben determinarse directamente, según las normas IRFP.
  • El objeto de la UTE, tiene que ser ejecutar una obra o servicio concreto, dentro o fuera de España.
  • El objeto social de las empresas que componen la UTE, puede ser diversos, pero el objeto de la UTE en sí mismo debe ser único.
  • Las UTE pueden durar un máximo de 25 años, pero existen excepciones que las pueden hacer durar 50 años, como por ejemplo, cuando se trata de la ejecución de obras relacionadas a servicios públicos.
  • Las UTE deben tener un gerente único, con suficientes poderes de representación y toma de decisión.
  • Las UTE se deben formalizar a través de una escritura pública, que debe contener los mismos apartados que tiene una sociedad normal.
  • Las UTE se deben inscribir con su escritura púbica, en el Registro Especial de UTE, en el Ministerio de Economía y Hacienda.

El Régimen Fiscal de las UTE

  • Las empresas miembros de una UTE, quedan solidariamente obligadas a responder con los impuestos que emanen de la unión. La misma obligación tendrán las empresas miembros sobre la cuota de Licencia del Impuesto Industrial.
  • En el caso de los Impuestos sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, las UTE están eximidas en sus operaciones de constitución, ampliación, disolución y liquidación, entre otros tipos de contratos y documentos cuya formalización requiera de un presupuesto para constituirse
  • Las UTE, al ejercer su objeto, tienen una bonificación de un 99% sobre el Impuesto sobre la Producción, Servicios e Importación en las ciudades de Ceuta y Melilla.


ute1

  • Las UTE también se benefician de un régimen de exención al Impuesto a las Sociedades, siempre y cuando estén inscritas en el Registro Especial de UTE en el Ministerio de Economía y Hacienda. Hay una serie de requisitos adicionales para los socios, que son perfectamente alcanzables siempre y cuando se trabaje bajo el objeto por el cual se conformo la UTE.
  • Quedan fuera de todas las exenciones y beneficios, las UTE que realicen trabajos fuera de su objeto social, ya que esa es su razón de ser y pretender utilizar los beneficios propios de la UTE para realizar otras actividades sería hacer un mal uso de la Unión.
  • Las UTE pueden acogerse a los beneficios y exenciones, tanto si operan en España, como si operan en el extranjero.
empresas

Aprovechar la experiencia de los mayores para emprender

Cada año va en aumento el número de graduados que establece su propio negocio, inyectando entusiasmo y juventud a los modelos tradicionales, sumandose a ello, la gran cantidad de tecnología que los nuevos graduados tienen a su alcance.

empresas

Una gran idea y trabajo duro son elementos esenciales en cada inicio, pero ¿serán estos ingredientes suficientes para alcanzar el éxito?. Veámos por qué además de ganas y mucho trabajo, hace falta también inyectar una gran dosis experiencia para conseguir un negocio exitoso de un modo más eficiente.

Lo que se aprende en una Startup

Comenzar una empresa apenas graduado es una ventaja en el sentido que se tiene poco que perder y mucho por ganar, además, hay más predisposición a asumir riesgos y desafíos que personas con mayor experiencia ya no se atreven a tomar.

En las Startup se aprende sobre la marcha un poco de todo, se aprende de los errores cotidianos, y si sumado a ello, eres joven, lo puedes tomar como una valiosa lección. Pero, ¿no es mejor evitar todos esos años de aprendizaje, de prueba y error y ir guiados por alguien experto en el sector?.

El valor de la experiencia

En una Startup un graduado puede aprender de todas las áreas clave que tienen las grandes empresas, en tamaño micro. Sumado a eso, siempre se van sumando desafíos y decisiones importantes que tomar para ir creciendo y rentabilizando el negocio.

Pero llega el momento que ese graduado debe evaluar si sólo es bueno en su trabajo o si realmente se ha convertido en un empresario. Ambas cosas deben ir unidas para que una empresa vaya bien, ya que no basta con ser bueno tecnicamente en todo, sino que además, hay que tener una visión de negocios que sólo da la experiencia.

Las posibilidades de éxito aumentan cuando la empresa se rodea de conocimiento y sabiduría proveniente de diferentes  mentores, con experiencias y habilidades diferentes. Los mentores son aquellos que ayudan en los días malos y enseñan que nada viene sin persistencia.

Finalmente, a los 20 años, sin la presión de una hipoteca, un matrimonio o hijos, se está más dispuesto a asumir riesgos y centrarse en la puesta en marcha.

Unir los conocimientos y la experiencia hacen que las posibilidades y la velocidad en la consecución del éxito sea mucho mayor.

empresas

¿Cuánto cuesta adquirir la experiencia?

Hay graduados que desean abrir su propia empresa y deciden primero trabajar para otros como una forma de adquirir experiencia sin asumir el riesgo de invertir en un negocio que no se conoce.

Trabajar para otros tiene una serie de ventajas, como adquirir disciplina y enfoque. Trabajando como empleado se adquiere ética de trabajo, lo que implica no tener miedo de subirse las mangas y quedar atrapado. Este camino puede forjar el carácter de un buen empleado que en el futuro se convertira en un buen jefe.

En el mundo del trabajo asalariado se aprende a reconocer a los malos empleados, a aquellos que se niegan a hacer algo porque no es parte de lo que especifica su contrato o preparación profesional. Saber esto permite seleccionar mejor a los empleados de la empresa. Gente que haga lo necesario para sacar adelante las misiones del día a día.

Trabajando para otros, se aprende el valor del dinero, el respeto por los compañeros y la gestión, el trabajo en equipo, cómo manejar clientes y otras cosas más. Tener habilidades para hacer una simple presentación y adquirir una nueva red de asesores y amigos en un amplio espectro de sectores es importante.

Adquirir todas estas lecciones toma tiempo, y no sumarlas desde el inicio en un nuevo emprendimiento puede resultar extremadamente costoso. La forma de sumar esta experiencia es diversa, ya que se puede acudir por ejemplo, a un empresario mentor, o bien a la contratación de personas expertas.

El camino corto para empezar una empresa con éxito requiere de pasión, creatividad y determinación junto con experiencia y conocimientos relativos a habilidades blandas y duras, que den un enfoque especializado al trabajo. Todo esto hace que el viaje sea más corto y menos doloroso.

Los negocios son a menudo una constante evaluación del riesgo y la recompensa que solo pueden brindar de forma expedita personas con experiencia.

negocios

Algunos consejos básicos para visitas comerciales

En materia de negocios, hay que tomar en consideración algunas normas no escritas de etiqueta, básicas para relacionarte de buena forma en las visitas comerciales, con tus clientes, proveedores o socios. Cuidar las relaciones con aquellos que contribuyen en tu negocio es algo esencial y necesario, ya que puede marcar la diferencia más tarde en el ciclo de ventas.

negocios

Nada de lo que diremos, es ciencia de cohetes ni secretos de magia, sino simplemente cortesía y gestos de sentido común que te harán sentido, y es necesario tener en cuenta con cada una de tus visitas comerciales.

La etiqueta sugerida en los negocios

Presentarte:

El sentido común te dice que debes presentarte con la recepcionista o con cualquier persona que se atraviese en tu camino, pero no siempre es así. Muchos piden ver a la persona con la cual tienen una cita, sin saludar siquiera ni dar la hora a aquella persona que le maneja la agenda a la otra parte.

Los recepcionistas, por ejemplo, tienen valiosa información de la empresa y las personas que trabajan allí, así que recuerda siempre agradecer a quien te facilita las gestiones, y ten en cuenta que nunca se sabe cuando ni quién va a ser promovido y te pueda ayudar en el futuro.

Romper el hielo:

Identifica aquellas cosas que apasionan a tus clientes. Fotos, recuerdos y placas que estén sobre su escritorio te dan suficiente información para comenzar una conversación con ellos. Intentar descubrir las historias que esconden las fotografías que rodean la oficina de tus clientes te ayudará a generar un contexto de confianza, además de averiguar qué cosas considera tan importantes en su vida, como para que las mantenga cerca suyo todo el día.

negocios

Reconfirmar el horario:

Aunque hayas confirmado la duración de la reunión comercial antes de ir, siempre es necesario llamar y reconfirmar la reunión. Puede que no estés conciente que la agenda haya cambiado para tu cliente, y así te cercioras que te atenderán bien sin incomodar.

Cuando se valora el tiempo del cliente, se demuestra valoración por el tiempo propio. Antes de entrar a la reunión, aprovecha para tomar notas de las cosas más importantes y en base a ellas hazle un seguimiento posterior a tu reunión, comenzando por agradecer la visita apenas haya terminado o por email.

La cortesía es el pasaporte de entrada en todos los países del mundo. Algo que tiene que cultivar un buen profesional del área de los negocios, es la bondad, la amabilidad y la cortesía en su trato con los demás. Suena obvio, pero en la práctica, muchos tienen que apuntarse a costosos cursos para aprender algo quea casi todos nos parece tan evidente.

teamwork

Lo más difícil es encontrar el equipo adecuado de personas

En las últimas décadas, hay una especie de culto por el tema del trabajo en equipo. Con la convicción de que el trabajo en equipo hace a las personas más creativas y productivas, los líderes no pierden el tiempo y buscan armar un equipo de trabajo óptimo.

teamwork

¿Cómo afectan las personas al trabajo en equipo?

A través de numerosos estudios en Harvard, se ha podido ver que los equipos muy pocas veces se ponen de acuerdo en lo que tienen que hacer. Llegar a un acuerdo es trabajo del líder, y este debe estar dispuesto a asumir grandes riesgos personales y profesionales para fijar la dirección del equipo.

Cuando el líder no es disciplinado con la dirección del equipo y su configuración, las probabilidades que este haga un buen trabajo son escasas.

La dirección de un equipo

Uno de los trabajos más difíciles para consolidar un equipo, es conseguir una dirección coherente, que vaya alineada con una visión común. Y otras veces, hay personas que entran a destruir los equipos que funcionan bien.

¿Cómo asegurarse que un equipo de trabajo funcione?

Para que un equipo de trabajo sea funcional, es necesario que el líder sepa exactamente quién esta dentro de él. Tener claras las competencias y habilidades más desarrolladas de cada uno de los integrantes del equipo permite al líder delegar responsabilidades según esas capacidades. Dentro de este análisis, el líder puede encontrarse con que hay personas que debe impulsar hacia adentro del equipo, y otras hacia afuera.

¿Cómo dar una dirección convincente al equipo?

Darle una dirección convincente a un equipo de trabajo requiere de un trabajo fino, ya que no hay una sola manera de establecer esa dirección. Establecer esa dirección es un trabajo emocionalmente exigente, que implica usar la autoridad y provocar de modo inevitable la ambivalencia y angustia de quien ejerce esa autoridad, como de quien la recibe.

Los líderes que son emocionalmente maduros están dispuestos y son capaces de moverse hacia situaciones de ansiedad que inspiran y ayudan a establecer una dirección clara y desafiante para el equipo. El problema es que, el líder a veces encuentra una resistencia tan intensa que puede colocar su puesto de trabajo en riesgo.

Los líderes por lo general asumen esa tarea sin miedo a asumir la dirección personal del equipo. Como ejemplo de líderes que estuvieron dispuestos a perder incluso su vida por ejercer esa responsabilidad que conlleva el liderazgo, tenemos a los casos de John F. Kennedy y Martin Luther King, sin contar con el propio Jesús de Nazareth.

¿Cuáles son las falacias comunes sobre los equipos?

Hay gente que piensa que los equipos que trabajan juntos y en armonía todo el tiempo, son mejores y más productivos que los equipos que no lo hacen. La realidad refleja que los equipos compuestos por personas de diferentes caracteres (incluyendo personas de mal humor), logran desempeñarse mejor que aquellos equipos donde todos están felices todo el tiempo.

Esto se debe a que la causa y el efecto es todo lo contrario a lo que la mayoría de la gente cree, y para ponerlo con un ejemplo, una orquesta puede sentirse muy satisfecha después de recibir los aplausos y el reconocimiento del público, sin embargo, previo a la actuación no necesariamente tenían que estar así de satisfechos.

Otra falacia es que los equipos grandes son mejores que los pequeños, porque tienen mas recursos. La realidad demuestra que mientras más grande es un equipo, el número de enlaces que se necesita para gestionarlo sube a un ritmo acelerado, casi exponencial.

Los equipos muy grandes, suelen acabar perdiendo el tiempo de todo el mundo. Otro problema común con la percepción entre las personas que componen un equipo, es que sus miembros comiencen a sentirse tan cómodos y familiarizados unos con otros, que empiecen a aceptar las debilidades de los otros, y como consecuencia, el rendimiento cae.

Para lograr un mejor rendimiento, y evitar que el equipo se vuelva autocomplaciente, se necesita una persona con cierta desviación en su comportamiento, alguien que pueda ayudar a desafiar la tendencia a querer demasiada homogeneidad. A pesar que los problemas aparecerán de modo inevitable, se ha demostrado que los equipos con personas desviadas de la tendencia, superan con creces a los que no las tienen. En muchos casos, el pensamiento desviado es una fuente de innovación.

El desviado es el que siempre está cuestionando todo, y es el que está dispuesto a asumir un gran costo personal por ser como es. Los desviados son los que están dispuestos a decir lo que nadie más está dispuesto a articular. Los líderes y los desviados tienen que complementarse ya que los líderes pueden intentar eliminarlos, para dejar de enfrentarse a situaciones que los sitúen fuera de su zona de comodidad.

¿Cómo se logra un equipo de alto rendimiento?

Un buen equipo es aquel capaz de satisfacer a sus clientes internos y externos, actuando fuerte como una unidad a medida que pasa el tiempo, fomentando el aprendizaje y el crecimiento de sus miembros individuales. La realidad demuestra que ni el mejor líder del mundo puede hacer que un equipo vaya perfecto. Para que el equipo funcione perfecto tienen que cumplirse 5 condiciones, y aún así, no hay garantías de éxito.

trabajo

Las 5 claves de un equipo efectivo:

  1. Los equipos tienen que ser auténticos. La gente tiene que saber quién está en el equipo y quién no. Este es el trabajo del líder.
  2. Los equipos necesitan una dirección convincente. Los miembros deben saber y estar de acuerdo en lo que se supone que deben estar haciendo juntos. Solo si el líder articula una dirección clara, los miembros irán tras el mismo objetivo, caso contrario cada uno armará su propia agenda.
  3. Los equipos necesitan estructuras de apoyo. Si el equipo tiene tareas mal diseñadas, normas difusas y mala conducta, inevitablemente se meterán todos en problemas.
  4. Los equipos necesitan una organización de apoyo. El contexto organizacional, incluyendo el sistema de recompensa, el sistema de recursos humanos y de información de la empresa, debe facilitar el trabajo en equipo.
  5. Los equipos necesitan entrenamiento experto. La mayoría de los entrenadores ejecutivos se centran en el rendimiento individual, que no mejora de modo significativo el trabajo en equipo. Los equipos necesitan entrenar como grupo en lo procesos del equipo, sobre todo al inicio, al medio y al final de un proyecto.

¿Cómo funciona el contexto con el desempeño del equipo?

Contra toda lógica, las organizaciones con los mejores departamentos de recursos humanos a menudo hacen cosas que van en contra con el buen comportamiento de un equipo. Esto se debe a que los departamentos de recursos humanos tienden a poner en marcha sistemas que son buenos en guiar, dirigir y corregir el comportamiento individual. Es muy común encontrar que las empresas busca “entrenar a las personas correctas” en la forma “correcta”. El problema de esto es que se trata de algo personal, por eso a los equipos no les viene bien.

Para que el equipo se beneficie del aprendizaje colectivo, hay que centrarse en los procesos de grupo, y el tiempo es todo. El coaching de equipos trata de favorecer un mejor trabajo en las tareas del equipo, lo que difiere de las interacciones sociales o las relaciones interpersonales.

lider-jefe

Consejos para ser un buen líder

Ser un buen líder no es tarea fácil, sin embargo, hay una serie de acciones concretas que pueden ayudarte a ser un buen líder, y de ellas hablaremos aquí.

lider-jefe

Puede que algunas de las cosas que mencionemos ya las hayas leído o escuchado antes, o hasta te parezcan cosas de sentido común, y que no está demás recordarlas, como puede que aparezcan cosas que nunca hayas visto antes.

Consejos para asumir un buen liderazgo

1. Predicar con el ejemplo

Los líderes tienen que demostrar con acciones y hechos todo lo que dicen. Si tú quieres que tus empleados sean puntuales, tienes que llegar al trabajo mucho más temprano que ellos incluso.

Si la imagen de profesionalismo es prioridad para ti, tienes que vestirte todos los días como un profesional exitoso, y tratar a todas las personas con que interactúas, con cortesía.

2. Sé humilde

Hay cosas que marcan una gran diferencia entre un líder y un jefe. Si bien ambos están a cargo, un líder puede compartir el punto de vista de los demás, un jefe no es capaz de empatizar con el resto.

3. Comunícate de forma efectiva

La comunicación efectiva es importante no sólo en los negocios o la empresa, sino en todos los campos de la vida. Los grandes líderes tienen que asegurarse que son escuchados y entendidos, y a su vez, saben lo importante que es escuchar.

La comunicación es una calle de 2 vías, y comprendiendo esto a cabalidad, podrás impulsar a tu gente hacia adelante sin descanso.

4. Reuniones productivas

Tal como dice el refrán, el tiempo es dinero, así que limita toda pérdida de tiempo durante las reuniones. Si confías en tu equipo para hacer el trabajo, no hay ninguna necesidad de hacer microgestión, y las reuniones se pueden ejecutar con rapidez.

5. Conoce tus límites

Tienes que establecer tus límites de tolerancia y hazlo saber a tu equipo de trabajo. Con esto claro evitarás una gran cantidad de frustración y mantendrás los límites claros, evitando toda clase de confusión.

6. Encuentra un mentor

Ningún hombre es una isla, y los mejores líderes lo saben, así como saben donde acudir si lo necesitan. Nadie puede saberlo todo, por lo que encontrar a alguien de confianza para asesorarte en los momentos difíciles puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

7. Consciencia emocional

Aunque muchas personas aconsejen mantener las emociones separadas de los asuntos de negocios, el negocio es en última instancia acerca de las relaciones entre personas.

Hay que ser emocionalmente inteligente, sensible a los diferentes puntos de vista y orígenes, ya que una cosa es utilizar la cabeza, pero nunca olvides mantenerla al mismo tiempo conectada con lo que dice tu corazón.

lider

8. Cuidado con los errores comunes

Hay errores muy comunes entre todos los líderes, y algunos de ellos son evitables. Ser consciente de los errores mas comunes en tu sector, puede ser el primer paso para no repetirlos.

9. Aprender del pasado

Los que no aprenden del pasado están condenados a repetir los mismos errores. La historia está repleta de ejemplos de modelos de negocios exitosos y fracasos empresariales espectaculares.

Piensa en lo que hace la gente a la cual admiras, y que hace bien su trabajo. Luego revisa todo lo que hicieron mal aquellos que terminan su carrera sumidos en escándalos o desgracia. Lecciones puedes encontrar en todas partes.

10.Mejora continua

Los grandes líderes son grandes personas, porque constantemente están aprendiendo, y tratan de superarse a sí mismos. Siempre hay una nueva habilidad para mejorar y integrar nuevas ideas.

estrategia

10 claves para implantar una estrategia empresarial

Piensen por un momento, si sólo la mitad de las empresas sobreviven después de estar 5 años en el mercado, y solo un tercio sobrevive pasados los 10 años, ¿qué podría diferenciar a una de otra?, ¿por qué una es sostenible y la otra no?. La respuesta parece ser tan obvia, pero es tan cierta: la estrategia de crecimiento del negocio.

estrategia

Una estrategia de crecimiento es mucho más que visualizar el éxito en el largo plazo. Tener un plan de éxito implica tomar acciones concretas que permitan a la empresa sobrevivir en un mercado lleno de tiburones.

¿Cómo implantar una estrategia empresarial?

El paso número uno para implantar cualquier estrategia de crecimiento, es averiguar qué es lo que detiene tu crecimiento, y a continuación, debes seguir los siguientes pasos:


1. Establecer una propuesta de valor

Para que un negocio sea sostenible en el largo plazo, es necesario comprender qué te diferencia de la competencia. Identifica por qué los clientes te buscan a ti para proveerse de un producto o servicio. ¿Qué te hace interesante para ellos, qué te diferencia, que te hace creíble?. Con la respuesta podrías explicar a otros consumidores por qué deberían hacer negocios contigo. Si te olvidas de este punto, sólo corres el riesgo de devaluar tu negocio.

2. Identifica a tu cliente ideal

¿Tienes identificado a tu cliente ideal?, y sino ¿sabes a quién estás sirviendo?. Identifica claramente a tu cliente ideal y haz los ajustes necesarios para estimular el crecimiento del negocio satisfaciendo las necesidades de esos clientes.

3. Define los indicadores clave

Los cambios deben medirse, caso contrario nada será eficaz. Identifica los indicadores clave y revisa cómo afectan tu negocio. A continuación, dedica tiempo y dinero a esas áreas.

4. Identifica tu fuente de ingresos

Cuando logras identificar nuevas fuentes de ingresos, puedes revisar si las actuales y potenciales, son sostenibles en el largo plazo.

5. Mira a tu competencia

Sin importar la industria en la que te encuentres, observa a tu competencia para sobresalir. Mirando a los competidores es la única forma en que puedes formar tu estrategia de crecimiento y superarlos.

6. Concéntrate en tus puntos fuertes

A veces, concentrándote en tus puntos fuertes, en lugar de tratar de mejorar tus puntos débiles, puedes establecer mejor tu estrategia de crecimiento. Reorienta el juego para adaptar tus fuerzas hacia tus fortalezas y construir sobre ellas, de modo que puedas hacer crecer tu negocio.

7. Invierte en talento

Tus empleados tienen contacto directo con tus clientes, por lo que necesitas contratar a personas que estén motivadas e inspiradas en agregar valor a tu empresa.

8. Comprender los ciclos

El desarrollo de una estrategia de crecimiento no es un proceso lineal en ningún caso. Hay que entender que las condiciones del mercado cambian a menudo, y que la toma de decisiones estratégicas no se pueden basar en los éxitos de otras empresas.

Es necesario adaptar un plan que suavice las ineficiencias del negocio, mejore los puntos fuertes y se adapte a tus clientes.

estrategia1

9. Utilizar los indicadores clave

Para implementar exitosamente una estrategia empresarial, es necesario utilizar los indicadores clave y considerar las fuentes de ingresos para crear un plan de crecimiento personalizado. De este modo podrás entender mejor tu negocio y a tus clientes, lo cual te conducirá sin dudas hacia el crecimiento tan buscado.

10. Un plan es moldeable

Una estrategia empresarial debe tener la capacidad de cambiar junto con los vaivenes del mercado. Un traje de talla única en una estrategia puede fallar en cualquier momento. Hay que tener un traje adaptable a todos los cambios, de modo que puedas mantener contentos a tus clientes, proveedores y empleados.

riesgo_comercial

Plan de gestión de riesgos

En las empresas más pequeñas, es más difícil eliminar los riesgos financieros, materiales o físicos que puedan surgir en un determinado momento, aún cuando haya una cuidadosa planificación.

riesgo_comercial

Un buen plan de gestión de riesgos ayuda a identificar y dirigir los riesgos actuales y potenciales, antes de que aparezcan, causando costes en tiempo y dinero. Un buen plan de gestión de riesgos incluye herramientas o métodos de análisis para minimizar, retrasar y evitar riesgos potenciales.

Construyendo un plan de gestión de riesgos

Paso 1:

Haz una lista de todos los posibles riesgos, detallando hasta los más mínimos detalles. Un ejemplo es categorizar los costos, y hacer una lista con todos los riesgos potenciales de casa categoría.

Determina por escrito todos los riesgos presentes en casa etapa de tus procesos. En el proceso de marketing, por ejemplo, podrías incluir el desarrollo de productos, precios, promociones y ventas, entre otros.

Paso 2:

Una vez que hayas identificado los riesgos potenciales, haz una tabla que detalle las diversas áreas del proceso, etiquetando las zonas con diferentes categorías de riesgo, que puede ir desde el potencial hasta el más tangible.

Paso 3:

Evalúa los riesgos para determinar la probabilidad de que los riesgos identificados se produzcan en diferentes escenarios. Analiza en impacto que tendrían en el proceso y el negocio, incluyendo en el análisis, a todos los funcionarios de la administración, a los ingenieros de producción, los trabajadores y clientes. Cualquiera de estas personas podría ser capaz de proporcionar información valiosa sobre los riesgos potenciales en su área de especialización. Sobre la base de este escenario, priorizar los riesgos, tal vez creando una lista o códigos con colores que vayan identificando el nivel de gravedad, puede ser una buena idea.

Paso 4:

Hay que determinar quién será responsable de cada área de riesgo. Establecer qué persona o departamento puede autorizar fondos para mitigar los riesgos potenciales, como un retraso en un envío de mercadería a un cliente por ejemplo. Se debe asignar una fecha de vencimiento si las respuestas al riesgo son sensibles al tiempo, de modo que exista una provisión de fondos que permita agilizar los trámites de envío rápido en caso que  existan retrasos.

Hay que determinar si el riesgo vale la pena en términos de coste beneficio, como por ejemplo, ver si dentro de la cadena de procesos hay seguros involucrados, y en caso que no los haya, retrasar los procesos sería lo más adecuado, cambiando el riesgo para una fecha futura.

riesgo negocios

Paso 5:

Seguir y controlar los riesgos, tomar medidas correctivas con fechas inicio y fin es necesario dentro del plan.

Paso 6:

Planifica una respuesta adecuada para cada riesgo. Una vez que has enumerado todos los riesgos potenciales en cada paso del proceso, decide una respuesta a cada alternativa. Hay que mitigar el riesgo potencial de cada paso del proceso y decidir una respuesta a cada posibilidad. Hay opciones como transferir el riesgo, contratar seguros para garantizar la llegada de un producto al cliente, o evitar de plano el riesgo y decidir que ese proyecto o proceso, no es viable para la empresa en este momento.

equipos-de-trabajo

10 consejos para motivar equipos

Por estos días, la competitividad lo es todo, poniendo el foco en la productividad eficiente en todo sentido. Aunque existan numerosas metodologías para conducir a las personas que conforman un equipo, a un rendimiento excepcional, la excelencia operativa requiere de mucho más que de buenos equipos y sistemas TI.

equipos-de-trabajo

El capital humano es fundamental, y este debe ser preparado y mantenido, considerando que aplicar el látigo, los estudios de tiempo y movimiento obsesivos sólo provocan resultados contraproducentes, ya que los empleados sin sentido de identidad y pertenencia con el éxito de la empresa, no lograrán llevar las metas a buen término.

10 Pasos para motivar a tu equipo de trabajo

1. Establecer un protocolo claro de metas y expectativas

Hasta el equipo más eficiente del mundo tendrá dificultades para lograr metas si éstas no están claras desde el inicio. De la misma forma, contornear los parámetros de tu propia relación con el equipo es indispensable.

Siempre que sea posible, cuantifica los objetivos y funciones que estableces para tu equipo. Por citar un ejemplo, si la empresa debe cumplir con una cuota de producción dentro de un período de tiempo, es fundamental que el equipo sepa lo que se espera de cada uno de ellos, de modo individual y como equipo. Esto evitas las fricciones innecesarias cuando no se consigue la cuota, y es una inyección moral automática cuando el equipo excede el cumplimiento de la cuota.

2. Evitar los mensajes vagos

Un administrador eficaz tiene que entender muy bien cómo reforzar el comportamiento positivo, desalentando el comportamiento no deseado. Los miembros de un equipo pueden ser más complicados que los perros de Pavlov, por ello hay que ser consistentes con las metas y resultados asignados.

3. Ofrecer incentivos sólidos

Del mismo modo que los objetivos deben traducirse en números, la recompensa debe ir relacionada al cumplimiento de estos objetivos. Cuando el equipo logra superar la cuota de producción asignada como meta, hay que compartirles las utilidades. Este sistema ha demostrado aumentar la productividad en un 1.000%.

4. Criticar el privado y aplaudir en público

Cuando se va a dar retroalimentación al equipo, hay que considerar que el contexto puede ser tan importante como el contenido. Avergonzar a un empleado delante de sus colegas sólo empeorará el problema. Por lo mismo, verbalizar la aprobación y las felicitaciones de un trabajo bien hecho en frente de los colegas es un buen incentivo para continuar.

5. Facilitar la interacción de los trabajadores

Muchos estudios han demostrado que cuando un conjunto de individuos se identifica como grupo, se eleva la productividad, por lo tanto hay que alentar la interacción y participación entre ellos al máximo posible. Esto podría significar rediseñar el área de trabajo para permitir que los compañeros hagan bromas, y acuerden salidas extracurriculares.

6. No ignore las necesidades de sus empleados

La sensación de bienestar de un equipo es crucial para maximizar el rendimiento, así que asegúrense de cumplir con esto en todos los niveles. La sensación de bienestar tiene que ver con espacios de trabajo estéticamente agradables y seguros, donde se sienta satisfecha la necesidad humana de sentirse seguros y apreciados por los demás.

7. Predicar con el ejemplo

Dar discursos que propendan a obligar a hacer horas extras a los empleados, cuando el jefe sale a tener almuerzos ejecutivos de modo regular, no contribuye a levantar la moral.

8. Fomentar la variedad

Cambiar los tipos de trabajos a efectuar por cada miembro del equipo es una forma de evitar el aburrimiento. Cuando los trabajadores ven en su vocación una cinta sin fín, su eficiencia se resiente.

9. Busca retroalimentación

Es necesario dar feedback a los miembros del equipo, de modo que se sientan escuchados y valorados en sus ideas. Siempre hay que hacer sentir a los integrantes del equipo como parte integrante y valiosa en la dirección de la empresa.

10.  Sé consciente de tus emociones

Los trabajadores rara vez responden bien a los jefes irritables, negativos o maníacos. Siempre un jefe debe mantener la calma en las situaciones difíciles, de modo que se refuerce la confianza de los integrantes del equipo. Un buen jefe debe reforzar a su grupo aplicando habilidades de liderazgo y productividad.

productividad

11.  Establece una comunicación efectiva

Comunicarte con tu equipo de manera efectiva es clave para mantener la eficiencia en general. Un equipo que carece de motivación nunca es eficiente, mientras que una empresa que invierte en equipos y procesos de clase mundial no es capaz de funcionar de manera competitiva si los integrantes están descontentos o no están trabajando de manera cohesiva y bien integrada.

gestion

Virtualización del puesto de trabajo en el segmento empresarial

Para muchas empresas y empleadores, los lugares de trabajo virtual, donde los empleados operan a distancia entre unos y otros, son una realidad que se hace cada vez más presente.

gestion

Esto representa un nuevo reto para los profesionales, ya que los jefes comienzan a hacerse muchas preguntas, principalmente en torno al desempeño de sus trabajadores. ¿Cómo puede manejar a sus empleados si no puede verlos?.

El impulsor del trabajo virtual: La tecnología

El modo de trabajar moderno, ya casi no conoce límites, ya que está el correo electrónico, los correos de voz, los teléfonos celulares, las computadores portátiles, las videoconferencias y los organizadores de mano. Con todos estos elementos, trabajar en el hogar es cada vez mas fácil.

Para que las oficinas virtuales sean viables, se deben cumplir algunos requisitos:

  • La información deben ser accesibles desde lugares remotos para los integrantes del equipo.
  • Deben existir acuerdos de trabajo virtuales apropiados.

¿Todos los puestos de trabajo pueden virtualizarse?

Aunque quisiéramos pensar que sí, lo cierto es que no todos los puestos de trabajo son adaptables al sistema virtual. Los puestos de trabajo en ventas, marketing y consultoría parecen estar mejor adaptados a esta modalidad.

Para los empleados nuevos, tampoco resulta ser muy recomendable adoptar esta modalidad de trabajo, ya que el proceso debe ser gradual, y así lo han entendido grandes compañías tecnológicas como Lotus, IBM y Hewlett-Packard, que han escrito directrices, capacitación y redes de pares para facilitar la transición. En las directrices de Hewlett-Packard para los lugares de trabajo virtuales se puede ver temas como quién puede participar, problemas familiares y del hogar, oficina remota, configuración y procesos administrativos.

Suponiendo que los acuerdos de trabajo virtual son apropiados y que los empleados están dispuestos a probarlos, ¿cómo debe proceder un director?. Hay dos tipos de modalidades de trabajo virtual que son cada vez más populares: los equipos virtuales y el teletrabajo. Veamos en qué consisten estos.

Equipos virtuales

En un equipo virtual, los equipos no tienen ningún tipo de interacción personal, sólo se comunican a través de los sistemas electrónicos, lo cual proporciona varias ventajas como ahorro en tiempos de desplazamiento, gastos de viaje y alojamiento.

Con esta modalidad de trabajo se puede utilizar asesoría externa virtual, con la ventaja de incurrir en bajos costos. También es más fácil contratar y retener a los mejores profesionales, ya que pueden trabajar independiente de su ubicación física.

Otra ventaja de esta modalidad de trabajo, es que el equipo de trabajo se encuentra comunicado en línea, facilitando respuestas rápidas en todo momento.

Entre las desventajas de los equipos virtuales están la falta de interacción física y las sinergias que a menudo sólo se generan cuando se está cara a cara. Aún así, los equipos virtuales siguen creciendo y han aparecido los “Groupware”, que son sistemas basados en computadoras diseñados para apoyar a los grupos de personas que trabajan de modo virtual.

El Teletrabajo

Esta es otra modalidad de trabajo virtual, que se caracteriza por ser un trabajo que se puede efectuar lejos de las oficinas centrales, donde los integrantes del equipo se comunican de forma combinada a través de medios electrónicos y la oficina dos o tres veces por semana.

Para efectuar el teletrabajo, no todas las empresas proveen de los equipos necesarios para comunicarse virtualmente a sus empleados, y es así como en algunas empresas los empleados son quienes deben proveer sus propios equipos para trabajar.

virtual

Los desafíos del trabajo virtual

Para los directores de empresa, el desafío más grande a enfrentar con el trabajo virtual es gestionar el rendimiento de sus trabajadores, ya que no puede observarlos y cerciorarse que están trabajando.

Para que el director pueda delegar de mejor forma el trabajo, al utilizar la modalidad de trabajo virtual, se recomienda identificar y analizar las fortalezas y debilidades de los integrantes del equipo. Además, hay que tener en consideración que la gestión del rendimiento es parte de un proceso de mejora continua en el tiempo, que exige una supervisión diaria.

En general, para gestionar el rendimiento se debe definir el rendimiento deseado, facilitar el desempeño y estimular una mayor eficiencia. El rol del directivo en este proceso es el de orientar, dirigir y retroalimentar.

Para gestionar los lugares de trabajo virtuales, otro desafío importante es la comunicación. No se puede sobre confiar en el correo electrónico, ya que ahí la comunicación es unidireccional. Hay que complementar con reuniones eficaces de audio, correos de voz, video conferencias y comunicación cara a cara.