lider-jefe

Consejos para ser un buen líder

Ser un buen líder no es tarea fácil, sin embargo, hay una serie de acciones concretas que pueden ayudarte a ser un buen líder, y de ellas hablaremos aquí.

lider-jefe

Puede que algunas de las cosas que mencionemos ya las hayas leído o escuchado antes, o hasta te parezcan cosas de sentido común, y que no está demás recordarlas, como puede que aparezcan cosas que nunca hayas visto antes.

Consejos para asumir un buen liderazgo

1. Predicar con el ejemplo

Los líderes tienen que demostrar con acciones y hechos todo lo que dicen. Si tú quieres que tus empleados sean puntuales, tienes que llegar al trabajo mucho más temprano que ellos incluso.

Si la imagen de profesionalismo es prioridad para ti, tienes que vestirte todos los días como un profesional exitoso, y tratar a todas las personas con que interactúas, con cortesía.

2. Sé humilde

Hay cosas que marcan una gran diferencia entre un líder y un jefe. Si bien ambos están a cargo, un líder puede compartir el punto de vista de los demás, un jefe no es capaz de empatizar con el resto.

3. Comunícate de forma efectiva

La comunicación efectiva es importante no sólo en los negocios o la empresa, sino en todos los campos de la vida. Los grandes líderes tienen que asegurarse que son escuchados y entendidos, y a su vez, saben lo importante que es escuchar.

La comunicación es una calle de 2 vías, y comprendiendo esto a cabalidad, podrás impulsar a tu gente hacia adelante sin descanso.

4. Reuniones productivas

Tal como dice el refrán, el tiempo es dinero, así que limita toda pérdida de tiempo durante las reuniones. Si confías en tu equipo para hacer el trabajo, no hay ninguna necesidad de hacer microgestión, y las reuniones se pueden ejecutar con rapidez.

5. Conoce tus límites

Tienes que establecer tus límites de tolerancia y hazlo saber a tu equipo de trabajo. Con esto claro evitarás una gran cantidad de frustración y mantendrás los límites claros, evitando toda clase de confusión.

6. Encuentra un mentor

Ningún hombre es una isla, y los mejores líderes lo saben, así como saben donde acudir si lo necesitan. Nadie puede saberlo todo, por lo que encontrar a alguien de confianza para asesorarte en los momentos difíciles puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

7. Consciencia emocional

Aunque muchas personas aconsejen mantener las emociones separadas de los asuntos de negocios, el negocio es en última instancia acerca de las relaciones entre personas.

Hay que ser emocionalmente inteligente, sensible a los diferentes puntos de vista y orígenes, ya que una cosa es utilizar la cabeza, pero nunca olvides mantenerla al mismo tiempo conectada con lo que dice tu corazón.

lider

8. Cuidado con los errores comunes

Hay errores muy comunes entre todos los líderes, y algunos de ellos son evitables. Ser consciente de los errores mas comunes en tu sector, puede ser el primer paso para no repetirlos.

9. Aprender del pasado

Los que no aprenden del pasado están condenados a repetir los mismos errores. La historia está repleta de ejemplos de modelos de negocios exitosos y fracasos empresariales espectaculares.

Piensa en lo que hace la gente a la cual admiras, y que hace bien su trabajo. Luego revisa todo lo que hicieron mal aquellos que terminan su carrera sumidos en escándalos o desgracia. Lecciones puedes encontrar en todas partes.

10.Mejora continua

Los grandes líderes son grandes personas, porque constantemente están aprendiendo, y tratan de superarse a sí mismos. Siempre hay una nueva habilidad para mejorar y integrar nuevas ideas.

trabajo-en-casa

Consejos para ser productivo al trabajar en casa

Trabajar desde casa es algo muy codiciado por la mayoría de los que hoy trabajan como empleados, ya que trabajar así significa no perder tiempo en el tráfico, no pasar frío en la calle, y mantener un horario muy flexible.

trabajo-en-casa

Pero conseguir que el trabajo en casa sea verdaderamente productivo, requiere de hábitos muy estrictos, ya que es fácil tentarse con la idea de levantarse tarde todos los días y comenzar a andar un poco más lento de lo habitual. Para que eso no te pase, aquí van algunos consejos para que trabajar en casa sea un desafío que te reditúe beneficios.

Consejos para ser productivo en casa

1. Actúa como todavía estuvieras trabajando

La casa normalmente está diseñada para darte el máximo confort y relajación, así que no es tan bueno para pensar en trabajar ahí, debido a que tu cerebro ya asocia el pijama y la televisión a largas jornadas de descanso.

Por este motivo, es necesario que en tu casa, habilites un espacio como oficina y que ese sea un espacio exclusivo de trabajo. A su vez, cada vez que te levantes, toma una ducha refrescante, ponte ropa tal como si fueras a salir a la oficina, tómate un café y ubícate en tu espacio de trabajo.

2. No trabajes en la cama

Siguiendo la línea del consejo anterior, no trabajes nunca en la cama, ya que los espacios de descanso deben destinarse solamente al descanso y nada más, caso contrario puede que comiences a sufrir los efectos del estrés y que al llegar la noche no puedas dormir bien.

3. Busca otro ambiente

A pesar que en tu casa podrías trabajar perfectamente bien en tu espacio delimitado al trabajo, también se ha comprobado que cambiar de ambiente refresca la creatividad y trae múltiples beneficios.

Prueba a ir a trabajar una vez a la semana a un café, de modo que tu productividad se eleve y tus niveles cognitivos se pongan alerta. Si no puedes salir de casa porque no tienes opción, entonces prueba a poner música de ambiente distinta.

4. Comunícate

Contar con las herramientas de comunicación adecuadas y usarlas a menudo, te sirve para estar en contacto con la realidad de tu ex trabajo en la oficina. Siempre es bueno mantener los contactos de negocios y de ex trabajos, y que de ahí puedes extraer información relevante para tu nueva actividad en casa.

Entre las herramientas comunicacionales a tener en cuenta tienes, el correo electrónico, que es ideal para compartir o solicitar documentos o recursos, los chats, donde puedes obtener respuestas rápidas a consultas urgentes, las llamadas de video, donde te puedes reunir con una o más personas frente a frente, o al menos, casi como si lo estuvieran.

5. Minimiza las distracciones

Haz un esfuerzo consciente para eliminar las distracciones durante tus horas de trabajo en casa. Olvídate de los programas de música, de las mascotas y conversa con tus hijos para que te permitan trabajar tranquilo durante ciertas horas en el día. Si es necesario, busca ayuda y apoyo para el cuidado de los niños durante tu horario de trabajo en casa, y así te concentras en mantenerte productivo y cumplir con tus plazos.

trabajo5

6. Limita las visitas

El hecho que estés en casa todo el día, no significa que estés disponible para cada visita que llegue. Si tienes la mala suerte de tener que atender a alguien, excúsate y indícale que tienes algo que cumplir en ese momento, y no le puedes atender.

7. Prepara tu entorno

Para trabajar desde casa es necesario que te administres del mismo modo que si estuvieras en la oficina, en cuanto a proveerte de los suministros mínimos para trabajar bien. Esto quiere decir que debes tener suficientes lápices, hojas, café, impresora y todo lo necesario para evitar distraerte.

No olvides tener una buena silla de oficina y la iluminación adecuada.

8. Comer sano

Planifica tus comidas en tus ratos libres, de modo que sigas una pauta saludable de nutrición, la cual te servirá para mantenerte concentrado en tu trabajo, lo cual redunda en un trabajo más productivo.

9. Descansa

Hay muchos estudios que demuestran que tomarte descansos de unos 15 minutos por cada hora de trabajo te hace ser más productivo. Los períodos de descanso te ayudan a mantener tu cerebro renovado y mejor preparado para asumir nuevos desafíos.

planchado

Aplicaciones tareas domésticas

Si eres dueña de casa o compañera de piso, con seguridad hay muchas tareas que necesitas hacer a diario, y para todas y cada una, hace falta tener un orden minucioso que te permita cumplirlas sin olvidar ni el más mínimo detalle, ni tú ni tus compañeros.

planchado

Aquí veremos algunas aplicaciones que te ayudarán a mantenerte al día con tareas domésticas y harán que cada día, sea un poco más liviano para ti.

Aplicaciones para ordenar tu día:

1. Splitwise

Si distribuyes los gastos de la casa entre varias personas, esta es una aplicación muy útil, donde pueden estar todos notificados a tiempo, de lo que se ha pagado y de lo que se debe.

Con esta aplicación, siempre podrás tener un completo informe de gastos y pagos realizados. Esta aplicación te ayuda a recordarles a los integrantes de la casa, cada vez que están atrasados en sus pagos de modo amable.

2. IOU

Con la aplicación IOU puedes administrar de un modo muy eficiente tus cuentas por pagar. Entre las funcionalidades de esta aplicación, hay notificaciones, seguimiento de pagos, facturas y deudas personales.

Una función muy práctica de esta aplicación es la de avisar oportunamente los vencimientos de tus deudas, lo que te dará la tranquilidad de poder mantener todos tus gastos al día.

3. Venmo

Con Venmo puedes enviar dinero de forma instantánea y gratuita a todos tus amigos, ayudándote a mantener todas tus cuentas ordenadas. Entre las 4 principales funciones que tiene Venmo, están la de realizar un pago, enviar notificaciones, ver el historial de pagos y gestionar el dinero en efectivo.

Lo bueno de esta aplicación, es que se puede efectuar transferencias sin costos extra por comisiones. Casi todos los sitios como por ejemplo Paypal, te cobran siempre cada vez que transfieres dinero.

4. Homeslice

Esta es una aplicación ideal para aquellos que comparten piso y gastos. A través de esta aplicación se puede efectuar un seguimiento de las facturas y tareas domésticas entre todos los integrantes de la casa. Con esta aplicación se puede notificar amablemente a todos los compañeros de piso cuando se necesario hacerlo, informándoles también cuando se haya completado alguna tarea doméstica.

lista-tareas

5. OurGroceries

Cuando se trata de compartir responsabilidades en casa, es bueno que cada uno sepa que debe hacer casa día. Esta aplicación te ayuda a compartir los deberes de la casa con tus compañeros de piso.

Con OurGroceries puedes sincronizar tu lista de compras por ejemplo, en varios dispositivos móviles, y así cualquiera de los compañeros de piso puede hacerse cargo de una parte de la lista, marcando lo que ya se compró.

Hay muchas aplicaciones, algunas muy sofisticadas con copia a los códigos de barra incluso, que puedes utilizar para hacer seguimiento de tus compras en el supermercado y estar al tanto de las promociones en línea. Hay que darse el tiempo eso si, cuando se trata de aplicaciones de lista de compras con códigos de barra, de ir agregando cada producto a tu lector de teléfono, de modo que queden registrados automáticamente. Lo importante es que con estas aplicaciones puedes simplificar tu día, y evitarte el trabajo de tener que hacer listas manuales y correr el riesgo que ese papel se te pierda.

estrategia

10 claves para implantar una estrategia empresarial

Piensen por un momento, si sólo la mitad de las empresas sobreviven después de estar 5 años en el mercado, y solo un tercio sobrevive pasados los 10 años, ¿qué podría diferenciar a una de otra?, ¿por qué una es sostenible y la otra no?. La respuesta parece ser tan obvia, pero es tan cierta: la estrategia de crecimiento del negocio.

estrategia

Una estrategia de crecimiento es mucho más que visualizar el éxito en el largo plazo. Tener un plan de éxito implica tomar acciones concretas que permitan a la empresa sobrevivir en un mercado lleno de tiburones.

¿Cómo implantar una estrategia empresarial?

El paso número uno para implantar cualquier estrategia de crecimiento, es averiguar qué es lo que detiene tu crecimiento, y a continuación, debes seguir los siguientes pasos:


1. Establecer una propuesta de valor

Para que un negocio sea sostenible en el largo plazo, es necesario comprender qué te diferencia de la competencia. Identifica por qué los clientes te buscan a ti para proveerse de un producto o servicio. ¿Qué te hace interesante para ellos, qué te diferencia, que te hace creíble?. Con la respuesta podrías explicar a otros consumidores por qué deberían hacer negocios contigo. Si te olvidas de este punto, sólo corres el riesgo de devaluar tu negocio.

2. Identifica a tu cliente ideal

¿Tienes identificado a tu cliente ideal?, y sino ¿sabes a quién estás sirviendo?. Identifica claramente a tu cliente ideal y haz los ajustes necesarios para estimular el crecimiento del negocio satisfaciendo las necesidades de esos clientes.

3. Define los indicadores clave

Los cambios deben medirse, caso contrario nada será eficaz. Identifica los indicadores clave y revisa cómo afectan tu negocio. A continuación, dedica tiempo y dinero a esas áreas.

4. Identifica tu fuente de ingresos

Cuando logras identificar nuevas fuentes de ingresos, puedes revisar si las actuales y potenciales, son sostenibles en el largo plazo.

5. Mira a tu competencia

Sin importar la industria en la que te encuentres, observa a tu competencia para sobresalir. Mirando a los competidores es la única forma en que puedes formar tu estrategia de crecimiento y superarlos.

6. Concéntrate en tus puntos fuertes

A veces, concentrándote en tus puntos fuertes, en lugar de tratar de mejorar tus puntos débiles, puedes establecer mejor tu estrategia de crecimiento. Reorienta el juego para adaptar tus fuerzas hacia tus fortalezas y construir sobre ellas, de modo que puedas hacer crecer tu negocio.

7. Invierte en talento

Tus empleados tienen contacto directo con tus clientes, por lo que necesitas contratar a personas que estén motivadas e inspiradas en agregar valor a tu empresa.

8. Comprender los ciclos

El desarrollo de una estrategia de crecimiento no es un proceso lineal en ningún caso. Hay que entender que las condiciones del mercado cambian a menudo, y que la toma de decisiones estratégicas no se pueden basar en los éxitos de otras empresas.

Es necesario adaptar un plan que suavice las ineficiencias del negocio, mejore los puntos fuertes y se adapte a tus clientes.

estrategia1

9. Utilizar los indicadores clave

Para implementar exitosamente una estrategia empresarial, es necesario utilizar los indicadores clave y considerar las fuentes de ingresos para crear un plan de crecimiento personalizado. De este modo podrás entender mejor tu negocio y a tus clientes, lo cual te conducirá sin dudas hacia el crecimiento tan buscado.

10. Un plan es moldeable

Una estrategia empresarial debe tener la capacidad de cambiar junto con los vaivenes del mercado. Un traje de talla única en una estrategia puede fallar en cualquier momento. Hay que tener un traje adaptable a todos los cambios, de modo que puedas mantener contentos a tus clientes, proveedores y empleados.

reuniones

Claves para tener reuniones efectivas

Las reuniones son parte esencial en la vida de cada organización, y tu capacidad de ejecutar reuniones eficaces, junto a tus habilidades de gestión serán una parte fundamental en el éxito de estas.

reuniones

Para liderar reuniones, hay una serie de cosas que deberías mantener siempre en mente. Aquí veremos 5 de esas cosas que debes tener siempre presente al momento de liderar una reunión.

Consejos para gestionar reuniones eficaces

1. Comienza con un propósito

Una de las tareas más importantes para hacer como líder, es mejorar tu capacidad de gestión y celebrar reuniones eficaces requiere tener siempre una planificación de estas, de modo que tengan una finalidad.

Cuando todo el mundo se sienta, tu dices “tenemos esta reunión de hoy, para lograr estas metas y estos objetivos”. En la apertura de las reuniones, que no deben durar mas de 5 o 7 minutos, tienes que establecer las bases, los parámetros y los términos de referencia para decirle a todos los presentes por qué están ahí, por cuanto tiempo y lo que tienen que llevar a cabo.

Para mejorar las habilidades de gestión durante una reunión hay que ser específico y puntual también. Asegúrate de anunciar la duración de la reunión, lo cual debe quedar estipulado en la pauta.

Comienza tu reunión a la hora y no penalices a aquellos que llegaron a tiempo por causa de quienes llegan tarde. Si alguien llega tarde, no tienes que repetir lo ue ya esta dicho, ya verás como entienden el mensaje y eso te ayuda a mejorar la gestión.

2. Fomentar la discusión abierta

Es muy importante recibir el aporte de todo el mundo, no sólo de aquellas personas que tienen mucho que aportar y están dispuestas, sino de aquellas que son más tímidas y menos propensas a hablar. Tienes que recordar que los líderes no dominan, sino que deben asumir un rol facilitador, evitando acaparar la discusión.

Siempre que puedas, asigna la responsabilidad de gestionar las reuniones a otra persona, de modo que se vayan construyendo habilidades de gestión de reuniones en tus subordinados.

Mantén el foco de la reunión siempre, de modo que la reunión sea eficaz y te ahorre tiempo.

3. Presiona para el cierre

Una vez que comienzas a hablar de un tema, discútelo a fondo y mantén el foco para resolver el problema, decidir quién va a hacer qué y cuando, antes de pasar al siguiente tema.

La incapacidad de mantener el rumbo y presionar para el cierre son dos factores que hacen perder tiempo, y son de las principales quejas de personas que asisten a reuniones no efectivas.

4. Resume el punto principal

Resumir los avances y decisiones al final de cada reunión es un deber para que todo avance. También que todos entiendas quién estará a cargo de las soluciones y los plazos. Finalmente, se piden los aportes de cada uno para cerrar el acuerdo definido. Lograr que las personas se comprometan públicamente es una herramienta muy potente en la gestión de empresas, ya que mantiene despiertos a los involucrados al saber que están siendo observados.

reuniones

5. Mantén un registro

Cerrar las reuniones con un registro de todo lo acordado y dicho, es tan importante como el desarrollo de la reunión misma. Puedes pedir que te hagan llegar preguntas o observaciones de este documento. Este es un paso final muy importante para efectuar reuniones más eficaces y mejorar tus habilidades de gestión.

Blog

¿Escribir en un blog revela datos a la competencia?

Pablo Picasso dijo que los buenos artistas copian, mientras que los grandes artistas roban. Más allá de lo artístico, esta filosofía ha demostrado ser una valiosa lección para algunas de las empresas más exitosas del mundo, siempre y cuando implementen bien su estrategia de seguidor.

Blog

Cuando se trata de blogs, pueden darse cuenta que brindan a través de ellos, información nuclear para que los investigue la competencia. Ellos siempre andarán buscando como copiar la estrategia de aquel que le va mejor que ellos. ¿Qué cosas investigan?, ¿Cómo protegerse de estos ladrones intelectuales?.

Lo que quieren robar tus competidores investigando tu blog

Buscando las palabras clave y temas de interés de los clientes potenciales, los competidores intentan captar la mayor cantidad de información para superarte. Si tienes un blog en tu empresa, debes saber qué estas son las cosas que podrían robarte:

1. Los aspectos que mejor funcionan en tu negocio

Antes de comenzar a pensar en demasiadas cosas, es mejor obtener un entendimiento general de cómo los competidores extraen información de tu empresa a través de tu blog. Cuando ellos logran comprender tu estrategia y identifican la fuente de tu éxito, intentan explotar también tus debilidades. Entre las cosas que te investiga un competidor están:

  • La frecuencia de actualización de tus blogs, donde expones el lanzamiento de tus productos, tus desarrollos y avances.
  • Las palabras clave que utilizas.
  • El contenido que publicas en tus blogs. Se fijan si tienes tutoriales, videos, información especifica de tus productos o otro material.
  • Investigan si hay material que ellos no tienen.
  • Indagan en tus alianzas.

2. El contenido más atractivo

Los competidores indagaran en el número de comentarios y popularidad de tu blog, porque intentan aprender de aquello que si le funciona a otros a fin de evitar cometer los mismos errores que han cometido otros.

Por otra parte, si los competidores ya tienen su blog en las redes sociales, es probable que canibalicen a tus propios seguidores hacia la página de ellos. Las tácticas para llevar a cabo esa canibalización son infinitas, pero una de las tácticas más directas es identificar a los usuarios de las redes sociales que están compartiendo de modo más activo y asi comienzan a invitarlos a participar para ganar espectadores ellos.

Algunas tácticas son seguir a tus seguidores, responder sus tweets, añadirlos a una lista y irlos involucrando como su público.

social-media

3. Los enlaces del blog

A través de los enlaces y webs indexadas los sitios web ganan adeptos, pero ¿qué es un enlace?, en palabras simples, un enlace es un enlace de un sitio a otro, lo cual permite que tu blog este mejor posicionado en los motores de búsqueda.

Los mejores estrategas SEO saben que si tu blog está enlazado a los primeros sitios de los motores de búsqueda, o a las palabras clave que aparecen primero en los motores están frente a un blog amenazador ya que puede convertirse en líder de opinión en torno a temas importantes de la industria.

¿Cómo imitan tus enlaces los competidores?

Una vez que los competidores identifican los enlaces que van a tu blog, pueden comenzar a buscar aquellos enlaces que les puedan ser útiles a ellos y estén mejor ubicados en el ranking de los buscadores.

Otra forma de intentar superarte que implementarán tus competidores, será tratar de hacer algo mejor, lanzando por ejemplo, una página con contenido más detallado, mejor pensado y diseñado. Para que esto les resulte, tiene que ser obviamente mucho mejor.

Los competidores intentarán canibalizar a tu público, llevándoselo con ellos, y para eso, intentarán desarrollar contenidos similares, o productos similares a los tuyos.

Toda la información que publiques acerca de tus productos, en algún momento será copiada por tus competidores, pero si hay algo de que ellos nunca se deben enterar es del ingrediente clave responsable de tu éxito en el negocio y si se enteran, debe ser algo que este patentado para que de ningún modo lo puedan copiar sin tener que pagar altas multas que les lanzaría todo el negocio abajo.

tarifas

¿Cuánto cobrar por tus servicios?

Si trabajas de modo autónomo, puedes cobrar de diversas formas por tus servicios, tales como una cantidad fija por un proyecto completo, una tarifa por hora o una comisión por venta, todo dependerá de la modalidad de tu trabajo.

tarifas

Sin importar cómo se facture a tus clientes, lo primero que tienes que averiguar es cuánto cobrar, y sobre todo, tienes que tener claro si tu proyecto tendrá horas variables de trabajo, caso en el cual no podrás cobrar una cuota fija.  Aquí veremos algunos consejos para que sepas cómo fijar el precio de tu trabajo.

Determinando el precio de tus servicios

Si tienes experiencia como autónomo, probablemente ya sabes cuanto cobrar por tu trabajo, ya que estás familiarizado con las condiciones del mercado, sin embargo si recién estás empezando, y no sabes cuánto cobrar, intenta tener en cuenta estos dos aspectos para fijar el precio de tus servicios:

1.Calcular lo que debes cobrar en función de tus gastos.

2.Investigar el mercado para ver si tienes que ajustar tu tarifa hacia arriba o hacia abajo.

Calculando tu tarifa por horas

Todas las escuelas de negocio enseñan una fórmula estándar para la determinación de tarifa por hora. Suma tu costo de mano de obra y gastos generales, añade el beneficio que deseas ganar y luego divide por el total de horas trabajadas. Este ejercicio te debiera dar el mínimo que debes cobrar para cubrir tus gastos, pagándote un sueldo a ti mismo y obteniendo un beneficio.

Dependiendo de las condiciones de mercado, es posible que puedas cobrar más por tus servicios, o puede que incluso tenga que ser menos.

Determina tu salario anual

Para determinar cuanto vale tu trabajo, elige una cantidad de salario anual. Esto puede ser lo que ganaste por hacer un trabajo similar cuando eras empleado, o lo que otros ganan por un trabajo similar, o la cantidad que te gustaría ganar.

Con esto en mente, calcula tus gastos anuales, incluyendo todos los costos en los que incurres por hacer negocios, que incluyen por ejemplo:

  • Los gastos telefónicos
  • Equipo y mobiliario de oficina
  • Alquiler y servicios públicos
  • Artículos de papelería y suministros
  • Gastos de envío y entrega
  • Ayuda administrativa
  • Seguros para tu negocio
  • Comidas de negocio y entretención
  • Gastos de viaje
  • Membresías y asociaciones profesionales
  • Gastos legales y de contabilidad
  • Gastos de publicidad y marketing
  • Otros, como gastos médicos, impuestos, etc.

A continuación, elige tu margen de beneficios. Tienes derecho a percibir un beneficio por encima de tu salario y los gastos generales, ya que tu salario no cuenta como ganancia, porque es uno de los costos de hacer el negocio. El beneficio es la recompensa por tomar los riesgos de estar en el negocio. Con los beneficios puedes ampliar y desarrollar tu negocio y este se expresa como un porcentaje de los costos totales. Un beneficio de un 10% o 20% es lo común.

Determinar las horas de trabajo

Es necesario determinar cuantas horas vas a trabajar y facturar a lo largo del año. Suponiendo que vas a trabajar una semana por 40 horas, y que quieres tomar dos semanas de vacaciones al año, tendrás un máximo de 2.000 horas facturables al año, es decir 50 semanas x 40 horas.

Puede que las horas facturables bajen si pasas un porcentaje de tu tiempo en tareas que no se pueden facturar a los clientes, tales como contabilidad y facturación, o en la mejora de tus habilidades.

Para darte un ejemplo más concreto, tenemos el de Juan que ganó 50.000 euros en un año como empleado, y siente que debe recibir el mismo salario anual como autónomo. Si estima que sus costos anuales son de 20.000 euros al año y él quiere un beneficio de un 10%, trabajando 1.500 horas al año, Juan tiene que hacer el siguiente cálculo:

Salario y gastos generales: 70.000 euros/año.

Beneficio 10%: 77.000 euros/año.

Finalmente, divide sus horas facturables anuales para llegar a su tarifa por hora: 77.000/1.500=51,33 euros por hora. Esta sería la tarifa mínima a cobrar por Juan para quedar en equilibrio con sus costos y margen de beneficios.

Dependiendo de las condiciones de mercado, Juan tendrá que cobrar un poco más o menos incluso.

Investiga el mercado

Es necesario fijar una tarifa realista, por lo tanto, tienes que salir a mirar el mercado y averiguar cuanto cobran otros autónomos por servicios similares.

computador

¿Cómo investigar el mercado?

  • Contactando a asociaciones profesionales de tu campo y averiguar.
  • Hablar con clientes potenciales, asistiendo a ferias y convenciones de negocios.
  • Preguntarle a otros autónomos lo que cobran.

Si puedes cubrir tu tarifa por hora esta dentro del mercado no tienes de qué preocuparte, pero si tu trabajo es altamente especializado y hacer el trabajo requiere de habilidades muy precisas, no temas cobrar más de lo que cobran otros. Muchos están dispuestos a pagar más por un trabajo de mayor calidad.

Hacer un contrato por servicios

Una vez que tienes decidido lo que vas a cobrar, asegúrate de hacer un contrato con cada cliente, donde quede estipuladas las condiciones del servicio, y todo lo que incluye y no incluye, y su tarifa por hora o por proyecto completo, más los plazos involucrados en su realización.

riesgo_comercial

Plan de gestión de riesgos

En las empresas más pequeñas, es más difícil eliminar los riesgos financieros, materiales o físicos que puedan surgir en un determinado momento, aún cuando haya una cuidadosa planificación.

riesgo_comercial

Un buen plan de gestión de riesgos ayuda a identificar y dirigir los riesgos actuales y potenciales, antes de que aparezcan, causando costes en tiempo y dinero. Un buen plan de gestión de riesgos incluye herramientas o métodos de análisis para minimizar, retrasar y evitar riesgos potenciales.

Construyendo un plan de gestión de riesgos

Paso 1:

Haz una lista de todos los posibles riesgos, detallando hasta los más mínimos detalles. Un ejemplo es categorizar los costos, y hacer una lista con todos los riesgos potenciales de casa categoría.

Determina por escrito todos los riesgos presentes en casa etapa de tus procesos. En el proceso de marketing, por ejemplo, podrías incluir el desarrollo de productos, precios, promociones y ventas, entre otros.

Paso 2:

Una vez que hayas identificado los riesgos potenciales, haz una tabla que detalle las diversas áreas del proceso, etiquetando las zonas con diferentes categorías de riesgo, que puede ir desde el potencial hasta el más tangible.

Paso 3:

Evalúa los riesgos para determinar la probabilidad de que los riesgos identificados se produzcan en diferentes escenarios. Analiza en impacto que tendrían en el proceso y el negocio, incluyendo en el análisis, a todos los funcionarios de la administración, a los ingenieros de producción, los trabajadores y clientes. Cualquiera de estas personas podría ser capaz de proporcionar información valiosa sobre los riesgos potenciales en su área de especialización. Sobre la base de este escenario, priorizar los riesgos, tal vez creando una lista o códigos con colores que vayan identificando el nivel de gravedad, puede ser una buena idea.

Paso 4:

Hay que determinar quién será responsable de cada área de riesgo. Establecer qué persona o departamento puede autorizar fondos para mitigar los riesgos potenciales, como un retraso en un envío de mercadería a un cliente por ejemplo. Se debe asignar una fecha de vencimiento si las respuestas al riesgo son sensibles al tiempo, de modo que exista una provisión de fondos que permita agilizar los trámites de envío rápido en caso que  existan retrasos.

Hay que determinar si el riesgo vale la pena en términos de coste beneficio, como por ejemplo, ver si dentro de la cadena de procesos hay seguros involucrados, y en caso que no los haya, retrasar los procesos sería lo más adecuado, cambiando el riesgo para una fecha futura.

riesgo negocios

Paso 5:

Seguir y controlar los riesgos, tomar medidas correctivas con fechas inicio y fin es necesario dentro del plan.

Paso 6:

Planifica una respuesta adecuada para cada riesgo. Una vez que has enumerado todos los riesgos potenciales en cada paso del proceso, decide una respuesta a cada alternativa. Hay que mitigar el riesgo potencial de cada paso del proceso y decidir una respuesta a cada posibilidad. Hay opciones como transferir el riesgo, contratar seguros para garantizar la llegada de un producto al cliente, o evitar de plano el riesgo y decidir que ese proyecto o proceso, no es viable para la empresa en este momento.

riesgo1

¿Cuáles son los riesgos empresariales?

Las empresas se enfrentan a una gran variedad de riesgos, algunos de los cuales pueden llevarlas incluso, a la quiebra. Por este motivo las grandes empresas tienen un área dedicada exclusivamente a lo que es la gestión de riesgos, mientras las más pequeñas se van quedando atrás en este asunto, ya que no tienden a mirarlo de una forma sistémica.

riesgo1

En este post, hablaremos de los principales riesgos a los que se ven enfrentados las empresas, y describiremos algunos conceptos básicos de la gestión de riesgos, así como el modo de aplicarlos a tu negocio.

Los principales riesgos de la empresa

En este post, hablaremos de un modo muy resumido, de los riesgos estratégicos, riesgo de cumplimiento, riesgo operacional, riesgo financiero y riesgo de reputación,con algunos ejemplos a fin que puedan visualizar de qué modo afectan a las empresas.

1. El Riesgo Estratégico:

Todos sabemos que un negocio exitoso necesita de un plan de negocios completo y bien pensado, pero también es cierto que todo en la vida cambia, y hasta los planes mejor trazados pueden llegar a verse obsoletos, y muy rápidamente.

Este es el riesgo estratégico, el riesgo de que la estrategia de tu empresa sea ineficaz, aún cuando tu empresa se esfuerce por alcanzar los objetivos trazados. El fracaso puede venir de los cambios tecnológicos, del ingreso de un nuevo y poderoso competidor en el mercado, de los cambios de demanda del cliente, del aumento de coste de las materias primas o de cualquier otro cambio que modifique tus números a gran escala.

Hay una serie de empresas que se enfrentan a diario con el riesgo tecnológico, y vemos como algunas logran superarlo, y otras no. Un ejemplo clásico es el de Kodak, que tenía una posición dominante en el mercado de películas, hasta que uno de sus propios ingenieros inventó la cámara digital en 1975. Kodak, en vez de enfrentar la cámara digital como una amenaza, debió haber canibalizado su propio negocio por otra empresa de cámaras digitales. La falta de adaptación al riesgo estratégico llevo a Kodak a la quiebra.

2. El Riesgo de Cumplimiento:

En todo tipo de negocio hay normas y leyes que cumplir. Las leyes cambian todo el tiempo, así que hay que estar preparados para enfrentar las regulaciones adicionales del futuro.

Cuando te dedicas a negocios de exportación es más fácil darse cuenta que hay que cumplir una serie de normas en el país de origen, incrementando los costos de tus productos de modo significativo.

Incluso una simple expansión en la línea de productos puede ponerte en riesgo de no estar cumpliendo con alguna normativa legal, donde a veces te puedes encontrar con que tienes que invertir en nuevas máquinas para tu negocio, o pagar multas inesperadas.

En casos extremos, un riesgo de cumplimiento puede afectar el futuro de tu negocio, convirtiéndose en un riesgo estratégico también.

3. El Riesgo Operacional:

Los riesgos, no sólo provienen de fuentes externas, también pueden provenir del mismo negocio.

El riesgo operacional se refiere al fallo inesperado de las operaciones del día a día en la empresa. Podría ser un fallo técnico, o un fallo causado por la gente o los procesos.

En algunos casos, el riesgo operacional tiene más de una causa. Por decir un ejemplo, consideren que un empleado escriba mal un cheque, y añada un cero extra a la suma que realmente debe pagarse. Esto es un fracaso de la gente y del proceso, ya que este tipo de error se evita cuando se implementa un tipo de pago más seguro, incorporando al proceso un revisor que autorice los pagos más importantes, o incorporando un sistema electrónico que revise automáticamente todo.

A veces los riesgos operativos tienen fuentes que escapan de todo control, como por ejemplo un desastre natural, un corte de energía, o cualquier cosa que interrumpa las operaciones básicas de la empresa.

Los riesgos operativos pueden causar grandes pérdidas, al no poder atenderse a los clientes oportunamente y dañando a la vez, la reputación de la empresa.

4. El Riesgo Financiero:

Es el riesgo referido a una pérdida financiera repentina. Por ejemplo, si una gran parte de los ingresos proviene de un solo cliente, si ese cliente no cumple con el plazo de pago, tu negocio queda en graves problemas.

Tener una gran cantidad de deuda también aumenta el riesgo financiero, sobre todo si es deuda a corto plazo. Peor es si las tasas de interés suben repentinamente.

El riesgo financiero aumenta cuando se hace negocios internacionales, ya que entran a jugar variables como el tipo de cambio.

riesgos-empresariales

5. El Riesgo de Reputación:

Sea cual sea el negocio, todos tienen algo en común, y esto es su reputación. Cuando la reputación se ve dañada, se ve una pérdida inmediata de los ingresos, ya que los clientes se vuelven cautelosos al hacer negocios con tu empresa.

Otros factor es que los empleados se desmoralicen e incluso renuncien al empleo, haciéndose difícil reemplazarlos, ya que otros han oído de la mala reputación de la empresa y no quieren unirse a ella.

Adicionalmente, los proveedores ofrecerán condiciones menos favorables, y los patrocinadores o otros socios, ya no querrán hacer negocios con la empresa.

En base a estos riesgos empresariales, deben tomarse recaudos para evitarlos, y minimizarlos si es que ya comenzaron a experimentar sus efectos negativos. Tener conocimiento de estos riesgos, es la base de una estrategia de gestión de riesgos para tu negocio. Siempre hay que pensar que son muchas cosas las que podrían salir mal y hay que estar preparados para hacer frente a esos riesgos.

despedido

Abandonar el trabajo para crear una empresa

Todo el mundo tiene días malos en el trabajo, incluso durante largos períodos de tiempo, sintiéndose desanimados por su trabajo, pero hay que saber distinguir entre una insatisfacción ocasional ordinaria y un desajuste estructural genuino.

despedido

Hay que identificar en algún momento, si estás realmente preparado para seguir adelante con tu propia empresa, y armar el camino para emprender si esa es realmente tu mejor posición.

¿Qué dicen los expertos?

Por lo general, las personas que renuncian a su trabajo quedan muy perturbadas en lo personal, y esto afecta negativamente su carrera, ya que quedan en una situación indeseable que va evolucionando para peor.

Aunque hay muchas personas con gran descontento laboral, a menudo es más fácil quedarse donde mismo y no actuar. Actuar y enfrentarse a la incertidumbre dejando de lado malos puestos de trabajo implica orientarse a resultados, y liderar un negocio, empresa que puede salir muy bien, o muy mal.

Antes de decidir si estás realmente preparado para renunciar a tu trabajo, intenta indagar primero en los siguientes aspectos.

Profundiza en los síntomas

Comienza a averiguar si tu falta de entusiasmo y interés recae sobre tu trabajo en general, o sobre actividades específicas del día a día.

No es lo mismo que todo en general te moleste a que estés molesto con algunos aspectos específicos y puntuales de tu trabajo.

¿Cómo saber si el descontento es con todo tu trabajo?

Esto es un problema que se puede comparar con el de los fumadores que siempre dicen que dejarán de fumar, y finalmente nunca lo hacen. Todos esos comienzos poco prometedores esconden un problema subyacente.

Si tú no quieres el trabajo de tu jefe, tienes que pensar seriamente en lo que se viene, ya que lo más probable es que tus compañeros más motivados pronto vayan subiendo sus responsabilidades, creándote más insatisfacción en el trabajo.

Cuando tienes un rendimiento insuficiente, ya tienes una pista que te indica que algo anda mal. Puede ser que te estén asignando un trabajo demasiado grande, o que no haya suficientes recursos para hacerlo, o que tú no tengas las habilidades y experiencia requeridas.

Hay que preguntarse si los costos de permanecer en un trabajo insatisfactorio son razonables y aceptables para ti, ya que al permanecer en esa situación, estás paralelamente perdiendo otras oportunidades y asumiendo un costo emocional que tal vez no valga la pena.

Ir probando

Para que vayas explorando más a fondo si estás listo para salir a independizarte, tienes que hacer algunas pruebas para evaluar tu percepción de realidad.

Como bien decían por ahí, es mejor confiar en la información obtenida de la interacción con la gente real en lugar de girar en torno a una silla encerrado en una oficina. Si crees que tu jefatura está abierta a una conversación, pueden plantearle tu idea y preguntarle cómo te percibe en ese papel (de empresario).

Si crees que tu jefe no estará abierto a ese tipo de discusión, tienes que mirar tus últimas dos evaluaciones de desempeño anuales. Ve si los resultados te hacen sentir con poder o desazón, y si tu rendimiento se ha estancado pese a tu mejor esfuerzo, es mejor que dejes tu empleo antes que hagas más daño a tu propia reputación. También debes comprobar si hay un desajuste revisando las tareas que te encomienda tu jefe, y si descubres que no está apreciando tus habilidades, es hora de seguir adelante con tu plan.

Averigua los riesgos

Antes de tomar la decisión final, asegúrate de haber evaluado todos los aspectos negativos. Incluso si estás seguro de estar en el trabajo equivocado, piensa que corres riesgo, ya que podrías dañar las relaciones que existen, pierdes ingresos necesarios, y manchas tu hoja de vida en algunos casos.

Esto podría volverse realmente problemático si tuvieras que volver a buscar otro empleo, ya que se puede dañar tu reputación, así que una decisión como esta, solo debería ser tomada de una sola vez y con seguridad.

Identifica tu idea de negocio

Para mitigar el riesgo de salir de tu empleo estable, tienes que por lo menos tener lista una idea o varias en mente, e ir trabajando en tu plan de negocios.

Salir por la puerta ancha

Aunque despedir a tu jefe un lunes bien temprano sea tentador, no hay nada peor que salir de un trabajo de mala manera. La forma de salir es tan importante como la forma de llegar, así que consulta tu necesidad de independizarte con el máximo de personas que te importan, luego ve si lo puedes hablar con tu jefe para ir saliendo de modo gradual.

carta renuncia

Entonces, en resumen, las preguntas clave para saber si tienes que renunciar a tu trabajo son si estás haciendo el trabajo correcto, de la manera correcta, el costo que asumes por hacer ese trabajo y hacer preguntas acerca de tu idea de independizarte con tu entorno más inmediato. Finalmente, si tienes algunas ideas para comenzar algún negocio, trabaja en tu plan y ponlo en marcha si quieres salir. A veces, el costo de permanecer en un empleo superan los beneficios.

Procura, antes de salir de tu trabajo, tener suficientes reservas económicas para sobrevivir unos meses con tranquilidad y darte unas merecidas vacaciones.